Y sacan su lado más rebelde, solitario y asimétrico. Échale la culpa a Raf Simmons y su desfile de este otoño/invierno para Dior, en el que las modelos llevaban pendientes desparejados, en la más pura inspiración ochentera y un poco futurista, con los ojos metalizados. Así que, ya sea uno solo, diferentes o en versión múltiple, está claro que los opuestos se atraen. Te desvelamos sus nuevas reglas, que en Hollywood ya están en toda alfombra roja que se precie…

1. Estilo lady. Tu icono a seguir será Gwyneth Paltrow. La actriz eligió jugar a la asimetría y combinar un pendiente tipo botón con diamante, con uno maxi y largo de inspiración vintage, también de diamantes. La regla de oro: aunque sean asimétricos siempre debe existir alguna relación entre ellos. Es decir, si eliges oro amarillo, todos de oro amarillo, y nunca mezcles piedras de colores diferentes en uno y otro pendiente. A tener en cuenta: cuanto más grande sea el pendiente, más cerrado debe ser el escote que lleves, recuerda que la atención, siempre debe centrarse en un único foco. Y como ella, apuesta por un maquillaje ligero.

2. Minimalista. Diane Kruger es toda una experta en minimalismo chic. Lo borda. Su apuesta: dejar una oreja desnuda e incluir dos piezas en la otra, y ambas en versión mini. Y para equilibrar el look haz como ella: raya a un lado y lleva todo el pelo hacia el lado contrario. La atención se la llevan la melena y el escote: un vestido en uve y ceñido te ayudará a acentuar la inspiración Veronica Lake. ¿El maquillaje? También suave y minimalista.

U229644U229644

3. Punk. ¿Rebeldía o pura pose? No importa, céntrate en el look: Madonna en ‘Buscando a Susan desesperadamente’ o Miley Cirus en cualquiera de sus apariciones… En este caso, todo vale. Y cuantos más pendientes mejor. Incluso puedes mezclar largos, cortos, en metales diferentes y a varias alturas en la oreja. Aunque también tiene sus reglas. La primera, pelo corto, al menos en el lado más cargado de pendientes. Si no quieres hacerte un rapado total con cardado como Miley, apuesta por el corte tipo Alice Dellal: un lado rapado y el otro largo. Y, para acabar, recarga tu look: labios rojos, mucho maquillaje, escote y collares… Por una vez, te lo puedes poner todo.

1. Pendientes tipo dormilón de Cristina Zazo. 2. Con cadena colgante, de Aurélie Bidermann. 3. En racimo, de Oscar de la Renta. 4. Con forma de cremallera, de Marc by Marc Jacobs. 5. Chapados en oro, de Rosantica. 6. Con piedra ónyx verde, de Mónica Vinader.