X

VANITATIS puede usar cookies para recordar tus datos de inicio de sesión, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basándose en tus intereses.

5'

EN MADRID

Las barras más divertidas para pedirse la última (y la primera)

Somos de barra, no nos vamos a engañar. De llegar y besar el santo en esto del cañeo, el tapeo, los soldaditos de pavía, las gildas y el vermú, por tirar de tradición. Lo que está claro es que se nos están llenando los bares de informalidad y de cosas de picar. Las que siguen pintan ese otro Madrid que se aloja en los hoteles y se viste de glamour. Veamos.

Tablafina, un 'wine bar'

Es la nueva barra de los hoteles NH, que cede todo el protagonismo a los embutidos, las conservas y las tapas (no olvidan bravas y callos), productos de temporada, de la tierra y con denominación de origen por encima de todo, comandada por el chef Jesualdo Bermejo y con el asesoramiento gastronómico de Abel Valverde y David Robledo, jefe de sala y sumiller de ese templo que es Santceloni. En el fondo, es un 'wine bar'. NH se ha propuesto ser “la cadena hotelera gastronómica de referencia”. ¿Lo conseguirá?

Pídete: latas con contenido delicatesen, chacinas de altura y quesos excepcionales. Y a esperar las tapas que salen de la cocina.

Dónde: el recién reinventado NH Nacional de Madrid (Paseo del Prado, 48). Con acceso desde la calle.

Una de las propuestas de Tablafina: los nuevos bocatas de calamares del viejo Madrid

Canseco, lo informal de Jesús Almagro

Canseco es la barra y Mesteño, el restaurante gastronómico. Los dos espacios en uno que ha sumado a la geografía culinaria el chef madrileño Jesús Almagro, que se curtió en Arzak, Berasategui, La Terraza del Casino, Zalacaín y junto a Pedro Larumbe. De nuevo, los encontramos dentro de un hotel y en el Madrid más literario, corazón del barrio de las Letras. Al primero le va la tradición y al segundo la vanguardia, a elegir. El tal Canseco fue un relojero del siglo XIX que construyó uno de los primeros relojes sin pesas. Almagro nos está diciendo que su precisión y cuidado en la cocina también son milimétricos.

Pídete: ensaladilla o croquetas, pero también mazorca de 'foie gras' y maíz frito, vieiras con naranja, limón e hinojo, menestra de verduras ecológicas de antojo con jugo de jamón, y de postre, yogur quemado y fruta de la pasión.

Dónde: NH Collection Palacio de Tepa (C/ San Sebastián, 2).

Así es Canseco, la barra informal con precisión de reloj suizo de Jesús Almagro

El Gordo, tapas, pinchos y terraza

Presume de divertida y feliz, como si le hubiera tocado el premio de su nombre. Capitaneada por el chef Enrique Bous, se presenta como “la primera barra de pinchos gourmet en Madrid”, es una prolongación de su restaurante, ofrece tapitas frías, calientes y dulce hechas al momento, y está pensada para comer de pie o en sus mesas altas. Lo que se sirve es cocina moderna y en miniatura, donde cabe tanto lo tradicional como lo internacional y donde de nuevo reina el producto: espárragos blancos de Navarra, pamplinas de Salamanca, carne de buey gallego... Hay más de cien opciones diarias.

Pídete: tortilla de patata con cebolla caramelizada, entre lo pinchos. Ceviche de merluza con lima y leche de tigre, entre las tapitas frías, y falso 'risotto' de rabo de toro estofado muy lentamente, entre las calientes. También hay versión dulce: el potito de fruta de temporada con tomillo limonero e infusión de té es un ejemplo.

Dónde: C/ Velázquez, 80.

Los pinchos de El Gordo

Gourmet Bar, productos ecológicos

Comeremos con prisa o en un pispás, pero por lo menos vamos a hacerlo bien. Este espacio 'gastro', diseñado por la arquitecta Blanca San Martín, del estudio BAT Spain, apuesta por los productos ecológicos, de kilómetro cero y de temporada, e incluye tienda 'gourmet' (embutidos ibéricos de Guijuelo, conservas de Cambados, aceite de oliva..., ya se sabe). Aspira a ser el punto de encuentro de ejecutivos y vecinos del norte de la capital (Sanchinarro). Hay también menú de diario, de fin de semana e infantil. Tiene terraza, piscina de verano, un pequeño huerto urbano y servicio de comida para llevar.

Pídete: bravas al curry rojo con salsa 'hot chilli', croquetas de cocido servidas con humus, cazuelita de callos Madrid-Lima, minitortillas de huevos de corral o albóndigas ibéricas. De postre, sopa de fresas con helado de yogur.

Dónde: Novotel Madrid Sanchinarro (C/ Martina Díaz, 4).

El Gourmet Bar de Novotel

La Malaje, en versión reducida

Un rincón en el centro de la capital para darle a esto de la tapa, en especial a la que viene del sur, con conocimiento de causa; es decir, sin ceremonias, a cualquier hora y con platos más informales que los de la sala o en su versión reducida con el toque maestro -de ello hacen gala- de Manu Urbano. Para beber, vinos por copas de más de 20 variedades andaluzas y de aperitivo, los dulces, generosos y espumosos. Así reza en su carta. Ten en cuenta los menús para grupos en barra (desde 25 euros).

Pídete: pipirrana de camarones o de pulpo, tortilla La Malaje, croquetas de choco o espeto de langostinos con mojo de avellana y menta.

Dónde: C/ Relatores, 20.

La barra de La Malaje dispuesta al 'picotaje'; así, rimando

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Hoy en vanitatis