X

VANITATIS puede usar cookies para recordar tus datos de inicio de sesión, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basándose en tus intereses.

2'

venganza fashion

Jorge Vázquez, el diseñador que derrotó a Letizia

Sassa de Osma le ha quitado el protagonismo a Letizia Ortiz con su impresionante vestido de flores

El nombre de Jorge Vázquez suena con más fuerza que nunca tras haber superado Sassa de Osma a Letizia Ortiz en el ring fashionista gracias al impresionante vestido floral de lúrex del diseñador. El couturier de la alta sociedad española tiene ocho tiendas propias y ya cuenta con su boutique en la Milla de Oro madrileña. Su squad de apoyo en la inauguración estuvo compuesto por mujeres como Cristina Cifuentes, Naty Abascal y Sassa de Osma, que encuentra en el diseñador a su marca de refererencia.

Tanto que él fue el encargado de confeccionar su vestido de boda, con el que la empresaria y experta en arte recordó al mundo a Grace Kelly. Jorge Vázquez es también la firma de cabecera de Paula Echevarría cuando tiene que triunfar sobre la alfombra roja, y el haber conquistado a la mujer cuyo estilo es más alabado en las redes sociales españolas le ha servido para que su nombre sea cada vez más conocido entre el gran público.

Paula Echevarría. (Cordon Press)

La actriz es, probablemente, lo más cerca que ha estado el diseñador de vestir a una influencer. Su público es otro, el compuesto por mujeres de alta alcurnia que aclaman sus diseños. Lo de la moda le viene de familia a este gallego, cuya madre tenía un taller de costura, donde aprendió a coser de niño hasta que con 18 entró como diseñador de ropa masculina en Inditex. A los 22 trabajó con Antonio Pernas, más tarde con Ángel Schlesser y finalmente se instaló en Madrid.

La modelo Ana Arto, la diseñadora Teresa Helbig, Jorge Vázquez y Charo Izquierdo. (EFE)

En febrero de 2002 presentó su primera colección en la que entonces se llamaba pasarela Cibeles, donde el año pasado fue galardonado por tercera vez con el premio L’Oréal a la mejor colección durante la edición de la MBFWM. Le apasiona el estilo de Carolina de Mónaco, le encantaría vestir a Máxima de Holanda y vistió a Letizia Ortiz en una misa de Pascua en Palma, pero cuando preso de la emoción declaró a los periodistas que le habían llamado de la Casa Real para una posible comunicación, su falta de discreción le cerró las puertas. Anoche se tomó la revancha al superar con creces su vestido de flores al diseño de estrellas de Nina Ricci que lució la Reina, pero ya con la lección aprendida, no le dirá nada al respecto a la prensa.

Hoy en vanitatis