Puedes configurar tu consentimiento pulsando aquí :

UN ICONO DE ESTILO EN PLENA PANDEMIA

Los pañuelos de la doctora Deborah Birx, coordinadora de respuesta al Covid-19

Los imponentes pañuelos de la médica y diplomática estadounidense se han convertido en los preferidos de América, que cada día comenta ante el televisor sus elecciones de estilo

2'

Si la mascarilla a juego con los looks de Zuzana Čaputová, presidenta de Eslovaquia, se ha convertido en el símbolo del dress code del coronavirus, los llamativos pañuelos de la doctora Deborah Birx, la coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, se han erigido como las estrellas inesperadas de la pandemia hasta el punto de contar con una cuenta de Instagram propia.

El perfil fue creado el 29 de marzo por Victoria Strout, una ejecutiva de marketing digital de Texas que decidió abrir una cuenta dedicada a la imponente colección de pañuelos de la doctora tras haberse convertido sus elecciones de estilo en el centro de las conversaciones que mantenía con sus amigas diariamente. El perfil ya tiene 26.000 seguidores y retrata cada una de las apariciones de Birx, que cada día sorprende con un nuevo pañuelo con el que eleva la sobriedad de sus looks.

Lo cierto es que el estilo de Deborah Birx no ha pasado desapercibido para nadie desde que fuera elegida el 26 de febrero para formar parte del equipo de 22 personas que dan forma al Coronavirus Task Force. Su figura se encuentra entre el inexplicable optimismo de Trump y el sombrío y serio (no sin razón, ojo) talante del doctor Fauci. Sus pañuelos, perfectamente anudados y colocados sobre los hombros, se han convertido ya en una razón más para no perder de vista sus diarias apariciones televisivas en las que informa acerca del coronavirus.

Algunos de los pañuelos más aplaudidos de la doctora Birx han sido los modelos de Hermès Rocaille II y Le Jardin de la Maharani, así como el Papilio de Emilio Pucci, pero no solo opta por complementos de alta gama, pues también ha lucido un pañuelo floral de la firma Echo de seda que ronda los 50 €.

Lo cierto es que desde que se desatara la pandemia, en Estados Unidos los pañuelos de Hermès son los más buscados en webs como TheRealReal, y el que el conocido artista de Brooklyn McKinniss haya subido a sus redes sociales un selfie en el que posa con un pañuelo de Hermès a modo de mascarilla no ha hecho más que incrementar el interés por los pañuelos de la firma francesa.

Hermès mantendrá el sueldo de sus empleados y ha batido récords de ventas en China en su primer día de apertura al público tras el confinamiento al facturar una tienda de Cantón 2,5 millones de euros en una sola jornada. ¿Se convertirán sus pañuelos en los símbolos de la resistencia?

Principales Tags

Hoy en vanitatis