3'

también luchará por la custodia de sus hijos

Un juez anula la incapacidad de Yolanda Cereceda y recupera el poder de su herencia

08.03.201705:00 H.

Yolanda, hija del empresario y constructor Luis García Cereceda, ha recuperado por sentencia judicial su capacidad legal para organizar su vida y, por lo tanto, disponer libremente de sus bienes y patrimonio. Una fortuna que, al fallecer su padre en 2010, la prensa económica calculaba en tres mil millones de euros, gran parte de los cuales pendían de las empresas Lugarce y Procisa, esta última la joya de la corona. El empresario dejó en su testamento que la herencia se repartiría al 50% entre sus dos hijas, aunque de las sociedades tendría la mayoría del accionariado la primogénita, Susana. Fue ella la que inició los trámites de incapacitación de Yolanda, que hasta ahora tutelaba la Comunidad de Madrid, lo que ha quedado sin efecto.

El Juzgado de Primera Instancia Número 65 de Madrid ha dado el visto bueno al procedimiento instado por una particular para el reintegro de la capacidad de Yolanda García Cereceda. En la causa se ha personado la Comunidad de Madrid en calidad de responsable de la adulta. El 13 de mayo de 2016 se presentaba la demanda y un mes después, en junio, se iniciaba el proceso. La sentencia final confirma que Yolanda García Cereceda no presenta en la actualidad sintomatología compatible con enfermedad mental. Que sus capacidades cognitivas y volitivas están en orden y que no precisa supervisión ni ayuda de terceros en su vida cotidiana. Por lo tanto, tiene la capacidad para "gobernar su persona y para administrar su patrimonio y sus bienes materiales".

Yolanda García Cereceda y Jaime Ostos Jr. (Gtres)

Según confirman a Vanitatis, estos procesos resultan largos y complicados y se debe presentar una documentación exhaustiva sobre el estado de quien quiere recuperar la organización de su vida. "Son asuntos muy delicados y dolorosos porque este tipo de petición debe solicitarla un familiar presentando informes médicos que tienen que estar supervisados y con la conformidad de un equipo médico forense del juzgado correspondiente. Un informe privado puede servir de base, pero nunca es definitivo. A veces se han dado casos en personas mayores donde la incapacitación iba unida a apropiaciones indebidas de bienes y patrimonio. Por eso, tanto para concederla como a la inversa, los procesos se miran con lupa".

En el caso de Yolanda no solo dejó de manejar sus bienes, sino que también le retiraron la custodia de sus hijos, que ahora quiere recuperar. Por otra parte, deberá resolver definitivamente el contencioso que mantiene con la viuda de su padre, Silvia Gómez-Cuétara, con la que tiene una deuda de un millón de euros. A finales de noviembre del 2016, Gómez-Cuétara interpuso una demanda de ejecución de títulos en los juzgados de Plaza de Castilla al no cumplirse las ultimas voluntades de su marido tras el reparto de la herencia. La viuda debía recibir todos los meses 14.000 euros de pensión vitalicia. Una obligación que Yolanda no cumplió y por la que se solicitó un embargo.

Silvia Gómez-Cuétara
¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Hoy en vanitatis