vanitatis.com

Sábado, 11 de julio de 2009

Cine Teatro Música Libros Arte

Llega el verano: ¿qué hay que ponerse?

Llega el verano: ¿qué hay que ponerse?

Algunas de las propuestas de Cavalli para esta temporada (Efe).

@Sofía Carmona - 15/04/2008

Valorado (0/5)Valorado (0/5)Valorado (0/5)Valorado (0/5)Valorado (0/5) (0/5 | 0 votos)

enviar a un amigoimprimir

Se acabaron los rigores invernales. Por mucho que puedan caer chuzos de punta durante unas semanas, nos dirigimos inexorablemente hacia la canícula: tiempo de renovar el armario, rescatar en algunos casos de los cajones prendas que creíamos olvidadas y planear un cambio de look con propuestas fresquitas. Aquí van algunos consejos para no fallar a la hora de preparar un estilismo veraniego.

¡Busca en tu armario, recicla!

  • Vístete de rojo, rosa, naranja…: Ya se sabía el verano pasado: venían para quedarse y, de momento, parece que la cosa no va a cambiar. Este verano, sin embargo, la sencillez va a ser la clave. Nada de mezclas: si optamos por un vestido amarillo hay que olvidarse de combinarlo con rojo, verde o naranja. Al fin y al cabo, ¿quién quiere parecer una bandera tricolor? Se puede probar, eso sí, a lucir los vestidos con collares dorados o pulseras de pedrería. Una apuesta segura: el rojo y el amarillo.

  • Luce piernas: Hay muchas que la temporada pasada se quedaron con las ganas de comprarte un mini-vestido babydoll. Este año ya no hay excusas. Y es que no se han ido, se han quedado y ya son una prenda más de nuestro vestuario. Una máxima a recordar: hay que sentirse a gusto con él. A diferencia de lo que ocurre con las minifaldas, aquí es el vestido el que te controla a ti y como te despistes te puede poner en un aprieto. Pues bien, este tipo de vestido se puede lucir con cualquier tipo de zapato (desde unas bailarinas hasta unos salones) y en todos los colores y estampados posibles. Como dentro de nada llegará el buen tiempo, desde Vanitatis.com recomendamos un babydoll blanco y al más puro estilo ibicenco.

  • Vuelve el hombre de hojalata: De hojalata, hojalata quizá no… pero en plata sí. Este color repite por segunda temporada consecutiva. Este año no tiene rivales y es que el oro está por las nubes. Esta temporada, frente a lo que ocurría la anterior, se hace más sofisticada y deja a un lado esas visiones futuristas que tan presentes están en las películas de ciencia-ficción. Ahora se lleva la piel con acabado acharolado, serpiente, seda,… combinado todo ello con sastres con falda o en vestidos de gala. Un secreto: no hay que dudar a la hora de mezclarlo con el gris, es un acierto seguro.

  • La reina de la noche…y el día: Nada más llegar el invierno se preveía que habría que dejar a un lado los tacones de aguja fina. Y es que las drag-queens nos llevan un gran adelanto. No es que haya que subirse a sus imposibles plataformas. Basta con sacar del armario las sandalias del año pasado y lucirlas con vestidos camiseros, tanto en versión mini como maxi, y pantalones XL. No hay que temer: son comodísimas.

  • ¡Vete de tiendas, compra!

  • Luce chándal hasta en la discoteca: Las incondicionales de este estilo pueden lucirlo sin temor que alguien diga "¡Pensaba que te habías arreglado!". Sé acabó esta frase tan odiada. Para no caer en el exceso y evitar mezclas innecesarias, es necesario que hacerse con unos shorts con lentejuelas, chaquetas casual con capuchas y pantalones anchos de algodón. No hay que tener miedo en romper con los tópicos: este verano el chándal se luce con sandalias, brazaletes y gafas tipo aviador.

  • Vuelve mayo del 68: Pero no literalmente. Regresan sus vaporosos vestidos de flores, el estampado por excelencia de la temporada. El tamaño no es que importe pero desde Vanitatis.com te los recomendamos en versión maxi. Sin embargo, su versión más reducida tiene aires tribales. Con flores y volantes regresa a ese mayo del 68. Si la opción elegida es un caftán con mangas y un hombro al aire hay que tener cuidado de no parecer una compañera de Travolta en Fiebre del Sábado Noche. Los vestidos se pueden acompañar con sandalias de plataformas, fular, chaleco y pulseras étnicas.

  • El safari más urbano: Si el presupuesto no te permite disfrutar de un safari a los pies del Kilimanjaro pero hace años que añoras ser la protagonista de Memorias de África estás de enhorabuena. Esta temporada llega el momento de adaptar a la ciudad ese clásico vestuario. Los colores van desde el camel al verde caqui. Lo bueno es que la tendencia se adapta a casi todas las prendas: desde un trench, pasando por un pantalón cargo, short o vestido tribal. Las texturas, cómo no: el cuero, el ante y el algodón. Para no caer en el exceso, hay que recordar que el Retiro no es una reserva natural ni hay animales salvajes: adorna tus pies con unas sandalias de plataforma o una sandalias tribales planas.

  • Valorado (0/5)Valorado (0/5)Valorado (0/5)Valorado (0/5)Valorado (0/5) (0/5 | 0 votos)

    enviar a un amigoimprimir

    Un aroma imprescindible

    Caius Apicius (Efe) - 15/04/2008

    El arte perdido del papiro egipcio

    Enrique Rubio (Efe) - 15/04/2008

    Una casa incómoda con la que alcanzar la inmortalidad

    @Jacobo Corujeira - 15/04/2008

    Modelos de conducta erótica (II): La bella durmiente

    María Victoria Ramírez* - 15/04/2008

    Amberes reúne las joyas más legendarias en una exposición

    @Jacobo Corujeira - 14/04/2008

    Ver más»

    LAS MÁS

    los más leidos los más enviados

    Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

    Titania Compañía Editorial, S.L

    ir a El Confidencial

    Vanitatis

    ir a Cotizalia