Beatriz de Holanda casi se queda sin trono por un soborno
  1. Casas Reales
CASAS REALES

Beatriz de Holanda casi se queda sin trono por un soborno

Aunque está a punto de jubilarse, Beatriz de Holanda estuvo a un paso de quedarse fuera de la sucesión al trono. Y todo por culpa de

placeholder Foto: Beatriz de Holanda casi se queda sin trono por un soborno
Beatriz de Holanda casi se queda sin trono por un soborno

Aunque está a punto de jubilarse, Beatriz de Holanda estuvo a un paso de quedarse fuera de la sucesión al trono. Y todo por culpa de su padre y de sus extrañas finanzas. Según se ha descubierto ahora en un libro, el ex primer ministro holandés, Joop den Uyl, salvó la sucesión a la Corona de la Reina Beatriz en 1976, al mantener en secreto indicios de un caso de soborno presuntamente protagonizado por el padre de la actual monarca, el fallecido príncipe Bernardo.

Así se recoge en la biografía del político escrita por la periodista Anet Bleich, quien asegura que Den Uyl escamoteó información que relacionaba al príncipe Bernardo con un caso de soborno por parte de la firma aeronáutica norteamericana Northrop, según publica el diario De Volkskrant. De ese modo, se relacionaba al príncipe con un segundo escándalo de ese tipo, ya que en 1976 la prensa estadounidense ya publicó que el esposo de la Reina Juliana se había dejado sobornar por la compañía Lockheed, con un millón de dólares, a cambio de influir para que Holanda comprara aviones de combate a esa firma norteamericana.

Al mantener en secreto el segundo escándalo, Den Uyl "evitó la persecución penal del príncipe Bernardo, lo que hubiese provocado la renuncia de la Reina Juliana y que consecuentemente la entonces princesa Beatriz no pudiese optar a la Corona", según De Volkskrant. La entonces princesa Beatriz dijo que "en esa situación (con su padre perseguido por la Justicia y la dimisión de la reina Juliana) no sucedería a su madre, lo que supondría el final de la dinastía de los Orange", explicó la autora de la biografía a la agencia holandesa ANP.

El escándalo Northrop está recogido, según la periodista, en un anexo del informe que a mediados de los setenta elaboró una comisión encargada por el Gobierno para investigar el presunto soborno del príncipe por la aeronáutica Lockheed. En ese anexo secreto, al que la periodista ha tenido acceso, se decía que "con casi el cien por cien de seguridad" el príncipe Bernardo ejerció influencia para que Holanda comprara aviones militares de Northrop, que podría haber pagado al príncipe 750.000 dólares, según la biografía.

Este no es el único escándalo conocido del Príncipe consorte Bernardo, fallecido a finales de 2004. Tras su entierro, un periódico publicó sus memorias, consentidas por él mismo antes de su deceso, en las que confesaba que había tenido algunas aventuras amorosas y dos hijas extramatrimoniales. Es decir, que a sus cuatro hijas legales les salieron dos hermanas menores secretas.

Beatriz de Holanda