La corona de Isabel II cumple 56 años
  1. Casas Reales
CASAS REALES

La corona de Isabel II cumple 56 años

La coronación de Isabel II como reina de Inglatrerra tuvo lugar en la abadía de Westminster en Londres el 2 de junio de 1953; tal día como

placeholder Foto: La corona de Isabel II cumple 56 años
La corona de Isabel II cumple 56 años

La coronación de Isabel II como reina de Inglatrerra tuvo lugar en la abadía de Westminster en Londres el 2 de junio de 1953; tal día como hoy, hace ya la friolera de 56 años. Con anterioridad a esta fecha, Isabel de Inglaterra ya había tenido dos hijos, el príncipe Carlos y la princesa Ana. Después nacerían los príncipes Andrés y Eduardo. Se había casado en 1947 por amor con Felipe Mountbatten, hijo del príncipe Andrés de Grecia y tataranieto de la Reina Victoria,  pariente de la Reina doña Sofía. Durante su reinado, el Reino Unido ha tenido que superar todo tipo de problemas, tanto en cuestiones privadas de la familia real, como el divorcio del príncipe Carlos con Diana Spencer, como en asuntos exteriores: el nacionalismo de Irlanda del Norte, o la guerra de las Malvinas en 1982.

Los disgustos familiares

La conducta de Isabel II, desde el punto de vista moral, ha sido, a ojos de la mayoría de los ingleses, irreprochable. No así la de sus familiares. Isabel II ha tenido que hacer frente a numerosos escándalos relacionados con sus familiares: el divorcio de su hermana Margarita, ya fallecida, las posteriores relaciones de ésta con Rody LLewlyn, el idilio de su hijo el príncipe Andrés con la actriz  Koo Stark, así como su boda y posterior divorcio de Sarah Ferguson; el abandono del ejército por parte del benjamín, Eduardo de Inglaterra... Y lo peor, Lady Di. Nadie pensó, ni siquiera la perspicaz soberana, que la boda del heredero con Lady Diana Spencer pudiera llegar a poner en peligro una institución con once siglos de historia. El divorcio del príncipe Carlos, las confesiones de ambos cónyuges y la muerte de Lady Di en circuntancias poco claras pusieron la monarquía al borde del colapso.

Isabel II es la cabeza visible de una monarquía que encarna unas tradiciones muy exportables. Tal vez sea éste el motivo más importante para su supervivencia, porque, a pesar de su alto coste, la monarquía aporta considerables recursos como reclamo turístico. De hecho, no hay que olvidar que la boda de Lady Diana Spencer con el príncipe Carlos, retransmitida en todo el mundo, reportó beneficios incalculables a la BBC.

Su estilo de vestir

La reina Isabel tiene una manera de vestir muy peculiar. Una gran variedad de vestidos monocolores en tonos fuertes siempre con el mismo corte, anclado en los sesenta. Parece sentir predilección por los pasteles y los tonos fuertes: rojo, azulón, verde manzana, amarillo... casi siempre acompañados de un sombrero a juego y un bolso de mano. Si aún vive el 9 de septiembre de 2015, habrá superado el reinado de la reina Victoria, convirtiéndose en la monarca que habría reinado por más tiempo en las Islas Británicas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más