Anasagasti: "Le diré a don Felipe que los indignados reclaman una casa como la del principito"
  1. Casas Reales
CASAS REALES

Anasagasti: "Le diré a don Felipe que los indignados reclaman una casa como la del principito"

El próximo día 8 de junio, los príncipes de Asturias mantendrán un almuerzo con los miembros de la Mesa del Senado y la Junta de Portavoces,

El próximo día 8 de junio, los príncipes de Asturias mantendrán un almuerzo con los miembros de la Mesa del Senado y la Junta de Portavoces, a invitación del presidente de la Cámara Alta, Javier Rojo. El principal objetivo del encuentro es que los miembros de la  citada Institución puedan conversar e intercambiar opiniones con Felipe y Letizia sobre algunos temas de actualidad. En principio se prevé una reunión “distendida”, pero podría terminar con algún que otro ‘encontronazo’. Uno de los asistentes a dicho almuerzo será Iñaki Anasagasti, portavoz adjunto del Partido Nacional Vasco (PNV) en el Senado y ‘azote’ de la Familia Real. El 'cara a cara' promete.

El político vasco, que aceptó la invitación tras la renuncia por “motivos personales” de Joseba Zubia, el principal portavoz del partido en la Cámara, hablará con los Príncipes, a quien en su día calificó de “chupópteros”, sobre algunos asuntos, como el Movimiento 15-M. “Yo no tengo ningún problema con ellos, pero quizá ellos conmigo sí. Tengo muchas ganas de preguntarles su opinión al respecto de los ‘indignados’, muchos de los cuales exigen una casa como la del principito”, afirma Anasagasti en conversación con Vanitatis. En cambio, para contrarrestar, Letizia podrá relajar tensiones con Inmaculada Aguilar Nácher, íntima amiga suya y portavoz de prensa en el Senado de partidos republicanos como Izquierda Unida, ERC, PSC y Verdes.

El 'problema' en la mano de S. A. R.

La relación entre Anasagasti y los diferentes miembros de la Casa Real es una historia llena de desencuentros. “Es claro lo que se pretende. Que se sepa que ahora que está enfermo el Rey, le toca pronto a Felipe, pero que hay saga para rato. Y que la monarquía española no es una institución caduca sino que tiene ocho cachorros [en relación a los nietos del Rey] esperando su turno. Y todos unos críos, graciosos y guapos”, dijo el senador recientemente. Pero, hubo una vez en la que el príncipe de Asturias intentó reconducir la relación con el político, conocido ya por sus enconados ataques a la monarquía.

“Cuando don Felipe anunció su boda con la periodista, me encontré con él en una comida con diputados y senadores. Se dirigió hacia mí y me dijo: ‘Usted, que le gusta tanto escribir, cada vez que no esté de acuerdo con algo, escríbame. A los pocos días hice lo que me recomendó él y no me contestó. Al año recibí una carta firmada por el jefe de la Casa, algo que me molestó mucho”, comenta Anasagasti a Vanitatis.

“Así que le volví a mandar otra misiva, mostrándole mi descontento. Le preguntaba si tenía algún problema con la mano para escribir, porque yo esperaba su respuesta y no la de otro señor. Nunca jamás me escribió de vuelta. Sin embargo, con Letizia, he coincidido más bien poco. En TVE alguna vez. Como cuento en mi libro Una monarquía prohibida por la censura, citando a la periodista Lucía Méndez, la princesa prefería los temas sociales cuando trabajaba en CNN. ‘¿Qué tenemos? ¿Más política, más País Vasco y más principito?’, se la oía decir”, concluye Anasagasti.

Los 'enemigos' del Príncipe

Las simpatías que despiertan los Príncipes entre las altas esferas de la política y la cultura no serían tan intensas como algunos pretenden plasmar. Además del senador Anasagasti, el escritor Alfonso Ussía ha declarado en más de una ocasión su falta de aprecio por la figura de don Felipe. “No le tengo afecto y él tampoco a mí”. En el libro de José María Iñigo, 100 españoles y el príncipe, el catedrático, historiador y escritor Pancracio Celdrán también se mostraba contrario a los últimos acontecimientos en la vida del heredero. “La boda de Felipe con Letizia fue una boda equivocada, porque debería haber tomado esposa en el seno de familias reales. Así no hay tan elevado sacrificio”. A su vez, Emilio Botín o Amancio Ortega se negaron a dar su opinión en dicho libro. Mientras, desde Zarzuerla llevan tiempo volcados de lleno en la campaña de marketing para presentar ante la sociedad a los herederos como “magníficos representantes” de la institución. ¿Lograrán convencer a Anasagasti de su cometido?

Noticias relacionadas

- Anasagasti critica al Rey por exhibir a sus "cachorros" como garantía de la Monarquía

- Botín y Amancio Ortega se negaron a dar su opinión sobre el Príncipe en el libro de José María Iñigo

- Los puntos sobre las íes en la vida del Rey

Iñaki Anasagasti Príncipe Felipe