Logo El Confidencial
CASAS REALES

Segundo gran día para Mónaco: Alberto II y Charlene se casarán en un enlace religioso

Mónaco ya está preparado para el gran día. Pese a que este viernes, los ahora príncipes Alberto II y Charlene de Mónaco se convirtieron en marido

Foto: Segundo gran día para Mónaco: Alberto II y Charlene se casarán en un enlace religioso
Segundo gran día para Mónaco: Alberto II y Charlene se casarán en un enlace religioso

Mónaco ya está preparado para el gran día. Pese a que este viernes, los ahora príncipes Alberto II y Charlene de Mónaco se convirtieron en marido y mujer en un enlace civil y en presencia de 800 invitados, este viernes volverán a casarse en una ceremonia religiosa, tal y como manda la tradición monegasca.

El enlace católico tendrá lugar en la plaza del Palacio y a la cita están invitados 3.500 personas incluyendo jefes de Estado y algunas de las casas reales europeas. El único representante español será Luis Alfonso de Borbon y su esposa, Margarita Vargas, que acudirán como herederos al trono de Francia. Zarzuela, en cambio, comunicó esta misma semana que ningún miembro de la Casa Real española iba acudir a tan esperado enlace.

La ceremonia será oficiada por el arzobispo de Mónaco, Bernard Barsi, y está previsto que comience a las cinco de la tarde, y que finalice una hora y media más tarde. Un tiempo mucho más largo que los quince minutos que duró este viernes el sobrio acto civil.

Atendiendo al programa de festejos, una vez se hayan vuelto a dar el sí, quiero, la pareja se dirigirá a la Iglesia de Santa Devota, patrona del Principado, para que la novia, como manda la tradición, deposite su ramo. Un simbolo que también hizo la princesa Grace el día de su boda con Rainiero III en 1956.

Para ello, el príncipe Alberto II y la princesa Charlene se desplazarán hasta ese lugar en un descapotable, un Lexus LS 600h Landaulet, concebido especialmente para la ocasión, y en ese mismo coche volverán a Palacio.

Los invitados, algunos de los cuales comenzaron a llegar este viernes, como los príncipes de Holanda, los de Noruega o los de Dinamarca, serán agasajados en la Ópera Garnier con una cena preparada por el célebre chef francés Alain Ducasse, y con un espectáculo de fuegos artificiales que dará por cerradas las festividades.

La novia se casó este viernes con un traje diseñado por ella misma, pero en esta ocasión fuentes de Palacio adelantaron que irá vestida de Giorgio Armani. Por su parte, el novio portará el uniforme de verano, blanco, de la compañía de carabineros.

Enlaces relacionados

La maldición de los Grimaldi: una historia de escándalos y tragedias

Alberto II de Mónaco y Charlene Wittstock ya son marido y mujer

Todo listo para la gran boda monegasca: 1.500 periodistas acreditados y más de 4.000 invitados

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios