Logo El Confidencial
CASAS REALES

Alberto y Charlene dormían separados “por razones prácticas”

Alberto de Mónaco ya no puede aguantar más. El motivo de su indignación son los constantes rumores publicados por revistas de medio mundo. "Lo que es

Foto: Alberto y Charlene dormían separados “por razones prácticas”
Alberto y Charlene dormían separados “por razones prácticas”
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Alberto de Mónaco ya no puede aguantar más. El motivo de su indignación son los constantes rumores publicados por revistas de medio mundo. "Lo que es lamentable es que los medios de comunicación se aprovecharan de estos rumores sin verificar su información. Siempre he respetado la libertad de expresión. Sin embargo, la difusión de información falsa es lamentable y está sujeta a sanciones penales". Son declaraciones del príncipe concedidas a la publicación francesa Nice Matin.

    Ha sido el propio soberano quien tras el regreso de su luna de miel en Mozambique, desde el palacio de Montecarlo, y acompañado por una silenciosa Charlene, ha querido explicar varios rumores que han protagonizado todas las portadas de la prensa rosa.
    Desde hace un mes, las informaciones hacen tambalear el pequeño principado. Antes del polémico enlace, saltaron todas las alarmas al rumorearse desde la prensa gala que Charlene había intentado fugarse a Sudáfrica para evitar casarse con Alberto.
    El motivo de su intento de fuga era, de nuevo, otro rumor. El diario Nice Premium hizo público que Alberto se tenía que enfrentar a un nuevo test de paternidad, pues podría ser padre de un tercer hijo ilegítimo, concebido unos meses antes. Incluso, la agencia France Press asegura que la prueba es una exigencia de la propia Charlene, que desea conocer toda la verdad sobre el asunto.
    Alberto confiesa que no todas las informaciones publicadas que han surgido han provocado problemas entre el matrimonio, sino que “a veces, estos rumores nos hicieron sonreír; por ejemplo, cuando los medios de comunicación explicaban que la princesa no había dormido en el mismo hotel en Sudáfrica. Era por razones prácticas evidentemente... ". Y es que la pareja durmió en hoteles diferentes que distaban entre sí 15 kilómetros, lo que no es muy propio de un feliz matrimonio días después de casarse.
    Realmente, en Sudáfrica han logrado escapar un poco de la ola mediática que se ha formado en torno a su figura y asegura que tuvieron "una estancia maravillosa. No hemos sido molestados. Era un ambiente de ensueño”. Y es que durante unos días han conseguido evitar el ensañamiento a lo que, ya, se están acostumbrando.

    Aun siendo así, el soberano de Mónaco es consciente de que su familia siempre ha despertado mucha expectación: "Mi familia fue objeto desde hace tiempo de rumores nacidos de los celos. Hay una o varias personas en Mónaco que desean desprestigiarnos”, pero el príncipe no desea decir quiénes son y es el momento en el que da por terminada la entrevista. "No responderé a ninguna cuestión más”. Así se despidió de los periodistas, a la vez que preguntó a Charlene en inglés si deseaba añadir algún dato más, pero la princesa prefirió no pronunciarse.

    Noticias relacionadas:

     Alberto de Mónaco y Charlene duermen en hoteles separados

    Alberto de Mónaco se enfrenta a un nuevo test de paternidad después de su boda con Charlene

    ¿Novia a la fuga? La prensa gala adjudica a Alberto de Mónaco otro hijo secreto

    Casas Reales
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    5 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios