Logo El Confidencial
CASAS REALES

El Rey, el único que trabaja durante las vacaciones de la Familia Real

Las vacaciones de don Juan Carlos en Palma de Mallorca nunca han sido de auténtico asueto. Tampoco este año. Su papel de jefe de Estado le

Las vacaciones de don Juan Carlos en Palma de Mallorca nunca han sido de auténtico asueto. Tampoco este año. Su papel de jefe de Estado le obliga, cada verano, a trasladar su despacho desde La Zarzuela hasta la fortificación mallorquina de Marivent.

Este año, además, la mudanza a la isla será más breve y discontinua que otros, debido a la visita del Papa Benedicto XVI, que interrumpirá el descanso de la Familia Real la tercera semana de agosto.
Adelanta la cena de despedida
Al Rey le esperan unas jornadas bastante alejadas de lo que se entiende por descanso vacacional. Si este lunes se enfundó el traje y la corbata para recibir, por última vez, al presidente José Luis Rodríguez Zapatero en su residencia veraniega, bastante recuperado por cierto de la intervención de rodilla a la que se sometió el pasado mes de junio –no en vano se dejó ver sin muletas-, este miércoles vuelve a dejar a un lado los polos, las gafas de sol y la gorra para encarar una intensa jornada de audiencias individuales a cada una de las autoridades insulares en el Palacio Real de la Almudaina.
El monarca comenzará el día con el presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, y con el nuevo Consejo de Gobierno de las islas, para después recibir al presidente del Parlamento del archipiélago, Pere Rotger, acompañado por la mesa y Junta de portavoces.
Después de entrevistarse con el alcalde de Palma, Mateo Isern, y con los miembros de la Corporación municipal, don Juan Carlos despachará con la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, y los miembros de dicho Consell.
Si bien es cierto que el jefe de Estado podrá exprimir el tiempo entre audiencia y audiencia, al igual que el resto de la Primera Familia, el monarca también tendrá que ejercer de anfitrión dos días después, en la tradicional cena que ofrecerá, junto a su esposa, a las autoridades de las islas en el Palacio de la Almudaina, un acto que por regla general ha servido de cierre a la estancia veraniega oficial de los Reyes en Mallorca.
En este caso, por tanto, no habrá lugar a la delegación, por parte del monarca, de sus funciones ni actos en el Príncipe Felipe o la Reina, tal y como se comentó hace tres meses, cuando desde el gabinete de comunicación del Palacio confirmaron a Vanitatis que don Juan Carlos delegaría en su hijo todos aquellos actos que le supusieran un gran esfuerzo físico.
Unas vacaciones nada convencionales
Mientras el Rey trabaja, doña Sofía –la primera en inaugurar oficialmente la estancia real en Mallorca, como viene haciendo los últimos años-, sus hijos, yerno y nietos llevan ya un par de días disfrutando de la canícula insular y todavía les quedan por delante unos cuantos más, que distribuyen entre cursos de vela para los más pequeños, regatas para los mayores, paseos varios tanto en barco como a pie y, en definitiva, todo tipo de actividades lúdicas en familia para cargar pilas de cara al nuevo curso.
Ya lo dijeron los responsables de las relaciones con los medios de Zarzuela a este portal: estas vacaciones no tienen nada que ver con las de otros años. De hecho, ni siquiera tienen planeado “ningún encuentro con la prensa de toda la familia posando, al menos de momento”, por lo que la instantánea real sigue siendo la foto más buscada del verano, después de que la de doña Letizia ya haya dado señales de vida y aterrizara este martes en la isla junto a sus hijas.
Otro de los aspectos que marcan que este período estival es harto distinto al de otros años hace referencia al aspecto laboral de don Juan Carlos. Y es que, en contraposición con lo que ocurría en otras ocasiones, no está previsto que el Rey reciba a ninguna personalidad política en Marivent, tal y como hizo en 2008 con Hugo Chávez, presidente de Venezuela, o el año pasado con la primera dama estadounidense, Michelle Obama.

Enlaces relacionados

La Princesa Letizia 'sale' de su escondite y reaparece en Mallorca

La Princesa Letizia se 'esconde' mientras el resto de la Familia Real se reúne en Marivent

La Infanta Elena y la Reina, primeros 'royals' en aterrizar en Palma de Mallorca

La invisibilidad veraniega de la Familia Real

La ruta de los Borbones en Mallorca

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios