Logo El Confidencial
CASAS REALES

Así es Carlos García Revenga, la mano derecha de las infantas y 'socio' de Urdangarín

A don Juan Carlos le han vuelto a temblar las piernas este miércoles. A las críticas por sus viajes a Abu Dhabi cuando tenía que guardar reposo por recomendación

A don Juan Carlos le han vuelto a temblar las piernas este miércoles. A las críticas por sus viajes a Abu Dhabi cuando tenía que guardar reposo por recomendación médica -no en vano suspendió su agenda durante unos días- y a la investigación sobre su yerno a causa del presunto desvío de capitales cuando entró a presidir el Instituto Nóos, se suma ahora otro nombre que salpica también de forma directa a la Casa Real: Carlos García Revenga, mano derecha de las infantas Elena y Cristina desde hace 18 años.

¿Pero quién es realmente el secretario personal de las hijas del Rey y uno de los hombres de absoluta confianza, al menos hasta el momento, del jefe del Estado?

Por lo pronto, Revenga llegó a compatibilizar su cargo como asesor de las infantas con el de tesorero del Instituto Nóos durante la época en la que se produjeron los presuntos delitos (malversación de fondos, fraude a la Administración, prevaricación y falsedad documental), actividad por la que no habría recibido ningún tipo de remuneración. En esos 19 meses, Urdangarín ocupaba la presidencia de la entidad y la esposa de éste era vocal de la Junta Directiva. 

Pero la carrera profesional de García Ravenga había comenzado mucho antes, cuando impartía clases en el colegio Santa María del Camino. Allí fue donde empezó a tener contacto con la Casa Real, ya que entre sus alumnos se contaban las dos hijas de don Juan Carlos. 

Su vinculación con Zarzuela, sin embargo, va más allá. Además de estar presente en las fundaciones Reina Sofía y Winterthur, es de sobra conocido su papel en la empresa de inversiones que compró la duquesa de Lugo hace unos cuatro años, la consultora Global Cinoscéfalos, en la que el secretario personal de las infantas figuraba como administrador y el hermano de éste, Javier García Revenga, como apoderado.

Tan sólo unas semanas después de constituirse la sociedad, doña Elena, única socia de la compañía dedicada al asesoramiento contable, financiero e inmobiliario, y Carlos García Revenga, se vieron obligados a disolverla, quizá por el malestar que estas actividades provocaron en Zarzuela, que en esta ocasión aún no se ha pronunciado, a la espera de las actuaciones judiciales que puedan llevarse a cabo.

'Aficionado' a los photocalls

Aunque han sido numerosas las ocasiones en las que se ha relacionado a la infanta Elena con García Revenga -ya que, debido a su trabajo, la suele acompañar a todos los actos a los que acude- lo cierto es que los intereses del secretario real van por otros derroteros, pues desde hace tiempo mantiene una relación con la periodista Ángela Rodicio, con la que suele acudir a los eventos de postín y demás photocalls, como la exposición de Mario Testino en el Museo Thyssen, a finales del pasado año, o el acuerdo lúdico que la firma Codorníu y Lorenzo Caprile firmaron en navidades.

Revenga ya estuvo casado con una mujer española de origen asiático que estudió Ciencias Económicas y Empresariales en ICADE y que, tras la separación, decidió poner tierra de por medio y marcharse a trabajar a un banco español de China. Con ella, el secretario de las infantas tuvo a sus hijas, dos veinteañeras que en estos momentos se encuentran estudiando en Estados Unidos.

Revenga siempre ha tenido una relación estrecha con el Rey, aunque ha sido sobre todo el hombre de confianza de sus hijas. En tiempos convulsos para la Casa Real, la supuesta relación del secretario con la trama del Instituto No'os ha sido muy mal recibida por el monarca, al que últimamente le crecen los enanos.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios