Logo El Confidencial
CASAS REALES

"Letizia y Belén Esteban son protagonistas de un reality show"

La Princesa de Asturias y la princesa del pueblo comparten algo más que el regio título. La vida de ambas transcurre por los vericuetos del reality

La Princesa de Asturias y la princesa del pueblo comparten algo más que el regio título. La vida de ambas transcurre por los vericuetos del reality show.

"Mientras Belén Esteban se desplazó del cortijo de un torero a un set de televisión, el tránsito de Letizia fue de éste a un palacio, con todo lo que ello conlleva", señala en conversación con Vanitatis el escritor Miguel Roig, que acaba de presentar el libro Las dudas de Hamlet. Letizia Ortiz y la transformación de la monarquía española, una suerte de ensayo en el que desgrana la imagen que proyecta la Princesa de Asturias y, por ende, su marido, sobre el conjunto de la sociedad.

"El eje del reality es que una persona conocida ofrezca testimonio en directo de una circunstancia de su vida", apunta Roig. "En el caso de Esteban, es ella misma la que cuenta su vida, mientras que la de Letizia nos está siendo contada. Ella tiene una gran capacidad de reinventarse. La conocimos presentando los informativos y ahora en una institución que también tiene algo de reality, pues el relato de la monarquía tiene lugar en directo, sin guiones, como cuando el rey salió con gafas de sol. Lo que pasa es que en este reality falla algo: la comunicación. De ahí surgen luego las conjeturas".

El drama de Letizia

Madame Bovary, Ladi Dy... son muchos los ejemplos a los que recurre Roig para retratar lo que él considera que es el verdadero drama de la Princesa de Asturias. "No se trata de un drama en el sentido de tragedia shakesperiana, sino de relato. Todos buscamos el guión de nuestra vida. El autor de Letizia es don Felipe. Vive a expensas de él, de un peón más de la monarquía que está bloqueado a la sombra de un rey y lucha por llegar ileso y coronarse. El problema es que don Juan Carlos logró dar sentido a la corona en la transición y ahora lo que la sociedad espera es que los Príncipes la den sentido manejando otra transición: la del juancarlismo a la monarquía".

En opinión del autor, la situación actual e incluso movimientos como el 15-M tienen mucho que ver en esa forma de percibir la Corona. "Se están erosionando muchas instituciones, nos las cuestionamos: la democracia, la monarquía... Sobre esta última nos preguntamos para qué sirve y de qué forma nos es útil hoy en día, qué necesidad tenemos de que alguien nos represente de cara al exterior. Tenemos dudas sobre el siguiente reinado. Esas dudas existen en el propio Príncipe. De ahí el título del libro. Está preparado, igual que su esposa, pero a veces tiene signos de torpeza y bloqueo, un ejemplo es aquella discusión que protagonizó con una republicana en Pamplona. No son sólo fallos de él, también de la Casa Real".

¿Cuál es, entonces, el papel de Letizia? "Ella tiene que modernizar la monarquía. Es un rol y una responsabilidad que asumió conscientemente. La Princesa de Asturias es una suerte de marca de la casa y ha logrado activar el rol de su marido, quien ha permanecido paralizado por el juancarlismo al igual que el resto de miembros de la Familia Real. Don Felipe tiene que significarse por los hechos, y no por las palabras. Lo que todos esperamos de ellos dos y de la monarquía es que nos cuenten un relato en el que nos sintamos representados, si no, la monarquía no tendrá ningún sentido", concluye Roig.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios