La infanta Elena da la espalda a 'El Mundo', pero no a 'La Razón'
  1. Casas Reales
CASAS REALES

La infanta Elena da la espalda a 'El Mundo', pero no a 'La Razón'

Después de dar la espalda a El Mundo durante la celebración de los Premios Telva, cabecera perteneciente al mismo grupo editorial, a raíz de las informaciones

Después de dar la espalda a El Mundo durante la celebración de los Premios Telva, cabecera perteneciente al mismo grupo editorial, a raíz de las informaciones publicadas sobre los presuntos ‘oscuros’ negocios de Urdangarin, la infanta Elena aceptó la invitación que se le hizo extensiva por parte del periódico La Razón para presidir los Premios Alfonso Ussía, que ya van por su cuarta edición. A pesar de que el escritor al que deben su nombre los galardones es especialmente crítico con el príncipe Felipe, “al que no tengo mucho afecto”, la primogénita de los Reyes quiso apoyar anoche la convocatoria de uno de los pocos periódicos nacionales que se han mostrado más laxos con el caso Urdangarin y su supuesta implicación en la trama ‘Palma Arena’.

“Si hay alguien, junto a don Juan Carlos, que concite mayor afecto popular entre los españoles esa es la infanta Elena. La aficionada a los toros como su abuela, la que llora al ver a su hermano en los juegos Olímpicos de Barcelona 92, a la que se puede ver en Castellana envuelta en una bandera de España para recibir a los campeones del mundo…La infanta de la buena calle […]que mantiene una vida ejemplar”. Estas fueron las palabras que Ussía dedicó a la duquesa de Lugo, a la que presentó como Su Alteza afónica Real, causando la risa generalizada, ya que ésta no podía hablar a consecuencia de una afonía transitoria. Ni una sola alusión directa a los príncipes de Asturias ni a la Reina, lo que algunos consideraron un menosprecio por parte del escritor. Para terminar, ya que doña Elena no pudo verbalizar su discurso a consecuencia de su indisposición, Ussía le agradeció su visita, a la que calificó de “honrosa”, con unas palabras en zulú, “ya que en España no nos dejan estudiar en español”.

La infanta Elena llegó en medio de un gran despliegue de seguridad y fielmente escudada por su mano derecha en la Casa Real: Carlos García Revenga, asesor personal de las dos infantas desde hace 18 años. A pesar de que el nombre de Revenga, antiguo profesor de doña Elena y Cristina en el colegio Santa María del Camino, ha aparecido en la investigación que está llevando a cabo la Fiscalía Anticorrupción, ya que fue tesorero del Instituto Nóos durante la época en la que se produjeron los presuntos delitos (malversación de fondos, fraude a la Administración, prevaricación y falsedad documental), sigue contando con la plena confianza del Rey, que no le ha obligado a desvincularse de la institución, como si ha sucedido con el duque de Palma.

Los premiados de la noche

Los premiados fueron la atleta y senadora del Partido Popular Marta Domínguez, el estudiante Jorge Guijarro, el pueblo de Lorca, que contó con la representación del alcalde de la localidad, Francisco Jódar, y el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Varcárcel, y Curro Romero, “el Mozart del toreo”. El exmatador de toros retirado les dedicó el premio a los duques de Alba, que habían viajado desde Sevilla para acudir a la entrega del galardón. Cayetana compartió asiento con el premiado, mientras que el funcionario lo hizo con Carmen Tello, que se situaba en una discreta segunda línea, cerca del diestro José Antonio Ruiz Espartaco, que fue uno de los pocos representantes del mundo taurino que no se quiso perder el evento.

También estuvieron: Bruno Delaye, embajador de Francia en España y ferviente defensor de la Fiesta Nacional, María Rosa ‘La bailaora’ e importantes representantes del Partido Popular como Esperanza Aguirre, Esteban González Pons y su mujer- suena como posible ministro de Rajoy-, Josep Piqué, ex ministro y presidente de Vueling, que fue acompañado por Gloria Lomana, directora de informativos de Antena 3, o Ana Pastor, otra futurible titular de alguna cartera. A escasos días de la boda de su hijo mayor con la diseñadora Mónica Abascal, Ana Botella tampoco se quiso perder los premios Ussía. “La boda será a la una del mediodía. ¡Lo sabe ya todo el mundo!”, se le escuchó decir. Beatriz de Orleans, Enrique Cerezo, Paloma Segrelles, Javier González Ferrari, presidente ejecutivo de Onda Cero, Manuel Colonques, presidente de Porcelanosa, Enrique Cornejo, Mamen Díaz, Arturo Fernández e Irene Villa y su marido, encantados con su futura paternidad, constituyeron la mayoría del resto de invitados.

El Mundo