Logo El Confidencial
CASAS REALES

Una modista catalana acusa a Telma Ortiz de no pagar una deuda de 3.000 euros

A Telma Ortiz se le acumulan las deudas. A la cantidad que aún tiene que pagar como consecuencia de la demanda cósmica que interpuso contra más

A Telma Ortiz se le acumulan las deudas. A la cantidad que aún tiene que pagar como consecuencia de la demanda cósmica que interpuso contra más de 50 medios de comunicación, que finalmente perdió y por la cual tenía que abonar, además, las costas del proceso, se une el dinero que debe desde hace años a una conocida diseñadora catalana, siempre según ésta, por un vestido y unos stilettos que lució en una de las fiestas previas a la boda de su hermana y que todavía hoy no ha tenido a bien reembolsar.

La modista en cuestión, Gracia Galindo, ya no cuenta con que le sea saldada la deuda, máxime ahora que a la cuñada de don Felipe no le ha quedado otra que comenzar a pagar lo que debía a los medios de comunicación que han interpuesto una ejecución para que Ortiz dejara de obviar unas decisiones judiciales que no le favorecían, al tener constancia de que si no apoquinaba podía ser embargada.

"Se hace la huidiza. No hay manera de contactar con ella. Lo intenté en el Ayuntamiento de Barcelona pero me dicen que está de vacaciones y no contesta a ninguno de los mensajes que le he dejado ni a través de la página web de la que dispone. Tengo claro que a estas alturas no va a ponerse en contacto conmigo. De hecho, ya me hice a la idea hace mucho tiempo, pero al menos esto sirve para que se conozca de una vez por todas cómo es", confiesa la diseñadora a Vanitatis.

Gracia Galindo está convencida de que Telma Ortiz no paga "porque no quiere, porque cobra 8.000 euros al mes en el Ayuntamiento. Mientras puede, se escaquea de hacerlo, y casi siempre se va de rositas gracias a los buenos contactos que tiene aquí".

La de Galindo no es la única deuda que tiene la hermana de Letizia. Según la propia diseñadora, en más de una ocasión Telma Ortiz ha encargado bolsos valorados en 2.000 y 3.000 euros a importantes modistos de Barcelona. "Pedía que le grabasen su nombre, enviaba un chófer a recogerlos y ahí se acababa la historia", señala.

En concreto, la deuda contraída con la modista, según ésta, alcanzaría los 3.000 euros, "eso sin contar los complementos -un echarpe de seda natural y un bolso- ni los intereses acumulados por los años de retraso".

Por su parte, Galindo afirma que no le compensa demandar a la cooperante por impago. "Mi abogado me lo desaconsejó porque al final, entre unas cosas y otras, me costaría bastante más", lamenta al tiempo que insiste en que si hay algo de lo que carece Telma Ortiz, quien por cierto ha disfrutado de las fiestas navideñas con su familia en la casa de su madre en Moratalaz (Madrid), es de un problema de liquidez.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios