El Rey, operado de urgencia tras romperse la cadera en Botsuana
  1. Casas Reales
CASAS REALES

El Rey, operado de urgencia tras romperse la cadera en Botsuana

El Rey ha sido operado de urgencia esta madrugada en Madrid de una fractura de cadera provocada por una caída sufrida mientras cazaba elefantes en Botswana. Don

El Rey ha sido operado de urgencia esta madrugada en Madrid de una fractura de cadera provocada por una caída sufrida mientras cazaba elefantes en Botswana. Don Juan Carlos fue inmediatamente trasladado a España e ingresado en el hospital San José de la capital, donde le fue colocada una prótesis. El monarca no abandonará el centro sanitario antes de 10 días, y estará de baja al menos un mes y medio.

Según un comunicado oficial difundido por la Casa del Rey, Don Juan Carlos “ha sufrido una fractura en tres fragmentos de la cadera derecha, asociada a artrosis de dicha articulación. Se ha realizado una reconstrucción de los fragmentos de la fractura femoral, colocándose en el mismo acto quirúrgico una prótesis de cadera. En las próximas horas se hará público un parte médico más detallado”.

La intervención quirúrgica ha sido realizada por el doctoÁngel Villamor, que ya operó a Don Juan Carlos el año pasado, primero de una rodilla y más tarde en un pie. El comunicado de La Zarzuela se limita a señalar que el Rey se encontraba en Botswana “en un viaje privado”, pero omite detallar que el monarca estaba cazando elefantes en esa república centroafricana.

Botsuana es uno de los grandes paraísos mundiales para los aficionados a la caza mayor, fundamentalmente de elefantes. No sería, de hecho, la primera vez que el jefe del Estado viaja a dicha república, con cuyos mandatarios mantiene muy buenas relaciones, para practicar la que es sin duda su gran afición. El Rey figura desde hace tiempo en la lista de cazadores que han abatido al menos dos elefantes en ese país.

Particularmente polémico fue su viaje a Bostwana coincidiendo con el accidente de un helicóptero Cougar del Ejército en Afganistán, en el que perdieron la vida 17 militares españoles el 16 de agosto de 2005. El Rey recibió la noticia del trágico suceso en Botsuana por una llamada del entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pero aún así decidió mantener el programa de su estancia. Dos días después del accidente llegó a Madrid, y más tarde acudió con el Príncipe Felipe de Borbón a recibir los cadáveres repatriados.