Logo El Confidencial
CASAS REALES

El Rey y los príncipes de Asturias, grandes ausentes en el funeral de Juan Urdangarin

Desde que Su Majestad apartó de la Primera Familia a Iñaki Urdangarin "por su conducta poco ejemplar", la distancia entre el monarca y su yerno se

Desde que Su Majestad apartó de la Primera Familia a Iñaki Urdangarin "por su conducta poco ejemplar", la distancia entre el monarca y su yerno se ha puesto de manifiesto en varias ocasiones. La última: tras la muerte de Juan Urdangarin, el padre del duque de Palma, y el posterior funeral, que se celebró este sábado en San Prudencio de Armentia, en Vitoria, al que no asistió el Rey. Tampoco sus cuñados, los príncipes de Asturias, han hecho acto de presencia en lo que podría malinterpretarse como un acercamiento al marido de la infanta Cristina. 

Los duques de Palma y sus cuatro hijos, que llevaban casi un año sin venir a España, aparecieron en la basílica minutos antes de las ocho de la tarde. La infanta había aterrizado en el aeropuerto de Barajas por la mañana, después de viajar durante la noche desde Washington

Por su parte, la viuda, Claire Liebaert, llegó puntual, y entró en el templo de la mano de una de sus hijas, y junto al resto de los familiares.

También estuvieron amigos íntimos de la familia y varios dirigentes políticos y económicos de la zona, ya que Juan Urdangarin fue presidente de la Caja Vital durante tres años. El representante de Zarzuela fue Carlos García Revenga, el secretario de las infantas, que ya se encontraba en Vitoria desde el viernes. Entre las amistades de Urdangarin estuvo Mario Pascual Vives, su abogado en la pieza separada del caso Palma Arena, que quiso dar el pésame al duque en estos duros momentos.

A pesar de las grandes ausencias del Rey y los príncipes de Asturias, la infanta Elena y la Reina, que ha actuado como nexo entre la Casa Real y los duques de Palma estos últimos meses, se desplazaron a Vitoria el viernes por la mañana para arropar a la familia Urdangarin.

Sin embargo, esa misma noche, y horas antes de que llegase la infanta Cristina para asistir al funeral, doña Sofía y su primogénita pusieron rumbo a Madrid.

Iñaki Urdangarin había viajado hasta Vitoria este martes, cuando sus familiares le avisaron de que su padre había empeorado en esos últimos días, hasta que finalmente falleció este jueves, tras sufrir un derrame cerebral.

Pese a que el funeral se celebró el sábado por la tarde, la incineración se produjo el viernes, en la más estricta intimidad. 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios