Logo El Confidencial
CASAS REALES

Letizia 'se va de fados' sin el príncipe Felipe

Son muchos los que opinan que entre Letizia y Portugal hay una conexión especial, un enamoramiento mutuo. Aunque en su día fue maltratada por la prensa

Son muchos los que opinan que entre Letizia y Portugal hay una conexión especial, un enamoramiento mutuo. Aunque en su día fue maltratada por la prensa portuguesa, la princesa de Asturias es muy querida en el país vecino, que visita siempre que puede. Su gastronomía y folclore la tienen conquistada y por ello no se ha querido perder el último gran concierto de fado en Madrid.

El pasado lunes, la cantante Carminho actuaba en el Teatro Circo Price de Madrid. Es una de las nuevas promesas del fado portugués, elevada a la categoría de diva en medio mundo. Letizia, conocedora de ello no quiso faltar al recital, que cautivó a muchos madrileños. Por ello, y, tras recibir a la selección española de fútbol en Zarzuela, no se lo pensó dos veces: dejó al príncipe en palacio cuidando a sus hijas y ‘se fue de fados’, según ha podido saber Vanitatis.
Acompañada por unas amigas, disfrutó de cada nota, cada llanto y suspiro del “penar portugués”. Dicen los asistentes que pocos fueron los que se percataron de que se trataba de Letizia, que abandonó muy emocionada el teatro. La esposa de don Felipe es una gran aficionada de diferentes tipos de música, afición que comparte con su suegra, la reina doña Sofía. Según comentan, la Casa Real española no permitió realizar fotos a Letizia durante el concierto, como suele ser norma habitual en sus actos privados.
Al terminar la función, la princesa y sus amigas se acercaron al camerino a saludar a la cantante. Carminho y nuestra princesa son ya viejas conocidas, ya que la fadista fue una de las encargadas de amenizar la cena que el Presidente de la República portuguesa ofreció en honor de Sus Altezas el pasado junio.
Recientemente, la cantante de fados, en una entrevista concedida al diario La Razón, habló de su admiración profunda hacia la princesa: “Me sentí orgullosa de poder hablar con ellos. La Princesa es tan cercana... Le dediqué un disco y había comprado ella otro para que se lo firmara a unos amigos que me siguen en España. En la cena canté para ellos. Fue un orgullo porque representaba a Portugal. Y me sentí grande”.
Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios