La infanta Elena, la gran perjudicada de la Familia Real por las decisiones de Zarzuela
  1. Casas Reales
CASAS REALES

La infanta Elena, la gran perjudicada de la Familia Real por las decisiones de Zarzuela

"La infanta Elena mantendrá un nivel de representación diferente al que tenía hasta ahora. En este tipo de actos, los de más solemnidad, la presidencia la

"La infanta Elena mantendrá un nivel de representación diferente al que tenía hasta ahora. En este tipo de actos, los de más solemnidad, la presidencia la ejercerá únicamente el núcleo central de la Familia Real (los reyes y los príncipes)". Con estas palabras anunciaba el jefe de prensa de Casa Real, Javier Ayuso, a Vanitatis los últimos movimientos de Zarzuela, que este viernes se escenificaban causando no poco estupor, sobre todo después de comprobar cómo, sin previo aviso, la duquesa de Lugo era relegada a un segundo plano en los actos conmemorativos de la Fiesta Nacional.

La abrupta decisión, tomada hace tiempo al parecer, originaba todo tipo de especulaciones sobre las razones que la habían motivado. Por lo pronto, esta modificación en el protocolo no se había anunciado previamente a fin de dar carta de naturalidad al cambio de política a seguir -la infanta Elena seguía figurando en la agenda oficial al mismo nivel que los reyes y los príncipes-, por lo que la nueva ubicación de la duquesa de Lugo, en la tribuna de invitados al lado del líder de la oposición Alfredo Pérez Rubalcaba y delante de su secretario personal, Carlos García Revenga, generó no poca sorpresa, al igual que sucedió con la posterior recepción en la que, a pesar de encontrarse en el Palacio Real, la infanta Elena no formó parte de la línea de saludos del besamanos.

La ausencia de los duques de Palma, por primera vez en 13 años, planeaba en el ambiente como una de las posibles causas del cambio de rumbo. Sin embargo, desde el gabinete de prensa de Zarzuela aludían a otros motivos bien distintos. "Es una decisión que llevábamos tiempo replanteándonos y no tiene nada que ver con la ausencia de la infanta Cristina en estos actos. Lo que queremos es potenciar el núcleo central de la Familia Real".

Una explicación que, no obstante, contrasta con lo sucedido hace apenas diez días, cuando la infanta Elena presidió, al mismo nivel que sus padres, su hermano y su cuñada, el acto de imposición de la Cruz Laureada colectiva de San Fernando al estandarte del Regimiento de Caballería Acorazado Alcántara número 10 celebrado en el Palacio Real de Madrid, el mismo lugar en el que se llevaba a cabo la recepción de este 12 de octubre. Con todo, desde Casa Real también tienen explicación para este hecho: "Ese acto fue el último que se organizó mediante el sistema antiguo. Se decidió que el primer acto que se estableciera con el nuevo sistema fuera el del Día de la Hispanidad por su relevancia".

El 'Caso Urdangarin' arrastra a la infanta Elena

La primogénita de los reyes, que se esperaba que este momento llegase, a tenor de los últimos acontecimientos, se ha visto involuntariamente arrastrada por el Caso Urdangarin, que provocó que Zarzuela apartase a Iñaki Urdangarin de la agenda oficial por su "comportamiento poco ejemplar" y, por consiguiente, a la infanta Cristina. Pese a la insistencia de la Casa Real en que las dos hermanas seguirían formando parte de la Primera Familia y continuarían inmersas en la vida oficial del país, lo cierto es que el papel de la duquesa de Palma desde el 12 de octubre del pasado año (último acto oficial al que asistió con su marido) ha sido prácticamente nulo desde entonces, lo que ha salpicado necesariamente a la infanta Elena. Ya lo avisó Zarzuela: el papel de ambas iba camino de limitarse progresivamente desde hace algún tiempo, sólo que la imputación del duque aceleró todo el proceso.

De hecho, atendiendo a los últimos compromisos de la hermana mayor del heredero al trono patrio, cabe recordar que este año, por primera vez en muchos, la infanta Elena se caía de la celebración de la Pascua Militar, a la que acudió únicamente el núcleo central de la Familia Real. Lo hacía arrastrada por las últimas decisiones tomadas en el seno de Zarzuela, influidas notablemente por la situación que vivían los duques de Palma. Por esa época, la duquesa de Lugo disfrutó de dos meses de vacaciones alejada de la primera línea de la representación institucional que coincidían precisamente con el inicio de todo este proceso.

Infanta Cristina Infanta Elena Casa Real