La estrategia de Casa Real pasa por responder a los ‘golpes’ de Diego Torres "uno a uno"
  1. Casas Reales
CASAS REALES

La estrategia de Casa Real pasa por responder a los ‘golpes’ de Diego Torres "uno a uno"

La decisión de apartar definitivamente de la web de la Casa Real al duque de Palma ha sido un acuerdo calculado y consensuado con el propio

Foto: La estrategia de Casa Real pasa por responder a los ‘golpes’ de Diego Torres "uno a uno"
La estrategia de Casa Real pasa por responder a los ‘golpes’ de Diego Torres "uno a uno"

La decisión de apartar definitivamente de la web de la Casa Real al duque de Palma ha sido un acuerdo calculado y consensuado con el propio excluido. Este ha visto cómo sus imprudencias, excesos y supuestas ilegalidades han obligado a tomar medidas urgentes para responder a las amenazas del también imputado Diego Torres. Este último mes, y coincidiendo con la encuesta de Sygma Dos que indicaba que el único miembro que se mantiene en alza es la reina, el azote de los correos electrónicos ha vuelto a colocar a la institución en un lugar complicado de cara a los ciudadanos, que no entienden como, aparentemente, se aceptan esas presiones de un personaje imputado en una causa judicial. No hay que olvidar que la infanta Cristina, que parece ser el siguiente objetivo, ocupa el séptimo lugar en la línea sucesoria. Justamente por eso, la estrategia de Zarzuela ya está en marcha.

Quedan aún numerosos correos con material sensible que Diego Torres, el exsocio de Iñaki Urdangarin, está dispuesto a filtrar. Primero a los medios y después, se los haría llegar al juez a través de su abogado. La intención del que fuera amigo y mentor del duque de Palma es presionar al propio Urdangarin y a Casa Real para que se hagan cargo de la mayor parte de la fianza de ocho millones que solicitó para ambos el fiscal anticorrupción Pedro Horrach.

En la primera remesa de correos, la princesa Corinna y el Rey eran los destinatarios. En el segundo envío, el perjudicado fue Carlos García Revenga, secretario de las infantas. Y ante esta maniobra desestabilizadora de Torres, la pregunta es cuál va a ser la estrategia de la Casa Real con respecto a estas coacciones y supuestos chantajes. En este sentido, la única respuesta oficial desde Zarzuela es que “la Casa del Rey irá respondiendo de acuerdo a las acusaciones, cuando éstas se presenten, una a una, como ha hecho con el secretario de las Infantas”.

Si con los misivas de la princesa alemana no hubo respuesta, por considerar que no había nada que explicar en el caso, con respecto a Revenga la contestación se produjo el mismo día, a través de un comunicado del interesado donde no solo negaba la mayor (su relación ejecutiva con Nòos), sino que solicitaba ser llamado a declarar por el juez que instruye el caso.

Por tanto, sí hay una estrategia definida para que este tipo de acciones no menoscabe en ningún momento el organigrama real, pero lo que tampoco quieren es “dejarse llevar por un ciclón sin medir tiempos y actuar como lo quiere Torres y su defensa”, según confirman fuentes solventes cercanas al entramado de Zarzuela. Aseguran que “es necesario actuar con inteligencia porque en cualquier momento se puede ir de las manos. Hay que tener en cuenta el impacto mediático que todo esto tiene en los ciudadanos. La prudencia es fundamental, aunque en las próximas semanas habrá noticias importantes relativas a nuevas maniobras que afectan no sólo a Iñaki Urdangarin sino a la propia infanta Cristina, con las que intentará equilibrar fuerzas frente a Torres”, informan las mismas fuentes.

Casa Real