Hablan los amigos del Rey: "Corinna no ha sido el gran amor de su vida, sino simplemente el último"
  1. Casas Reales
CASAS REALES

Hablan los amigos del Rey: "Corinna no ha sido el gran amor de su vida, sino simplemente el último"

El Rey está sólo. Es la opinión de la mayoría de las personas que habitan su entorno de confianza. Así lo han manifestado muchas de ellas

Foto: Hablan los amigos del Rey: "Corinna no ha sido el gran amor de su vida, sino simplemente el último"
Hablan los amigos del Rey: "Corinna no ha sido el gran amor de su vida, sino simplemente el último"

El Rey está sólo. Es la opinión de la mayoría de las personas que habitan su entorno de confianza. Así lo han manifestado muchas de ellas en declaraciones a la revista Vanity Fair, que recoge las opiniones de algunos de los amigos del monarca en su número de agosto. Casi todos los testimonios son coincidentes: “Don Juan Carlos afronta la crisis de la Corona en su momento de mayor soledad y tristeza”.

Hoy en día, el Rey ya no se rodea de amigos porque poco a poco le han ido traicionando o han aprovechado su privilegiada posición para lucrarse económicamente. Así lo ha reconocido Carlos Falcó, marqués de Griñón y uno de sus hombres de confianza desde hace varios lustros: El Rey no puede tener amigos de verdad. Cuando ha parecido que uno era más amigo siempre ha creado problemas. Creo que los que han estado siempre cerca de él son los que menos medran a su alrededor”. No obstante, don Juan Carlos siempre ha confiado en el apoyo que le ofrece su hija Elena y su hermana la infanta Pilar, verdaderos pilares de su vida. A partir de ahí, la lista de íntimos se difumina y resaltan algunos nombres de políticos como Felipe González, Javier Solana o Josep Piqué, y varios empresarios de la talla de Florentino Pérez, José Cusí o Juan Miguel Villar Mir.

Pero también hay una vieja amiga que permanece fiel a su lado: la princesa alemana Corinna Sayn-Wittgenstein. Según fuentes consultadas por la citada revista, don Juan Carlos y la polémica mujer de rubios cabellos continúan manteniendo el contacto a pesar de la controversia que generó su aparición en los medios como “la amiga entrañable” del Rey: “Sigue hablando por teléfono y en estrecho contacto, aunque hace mucho tiempo que no se ven”, confiesa una persona próxima al soberano. Además, matiza el papel que ocupa la aristócrata alemana, ya que “probablemente no ha sido el gran amor de su vida, sino simplemente el último”.

El hipotético divorcio de los Reyes

Pese a que el ‘huracán Corinna’ parece haber amainado, el ‘caso Nóos’ sigue coleando y amenazando la continuidad de los Borbón en el trono español. Fuentes cercanas a la Casa Real aseguran a Vanity Fair que la infanta Cristina “no es consciente del perjuicio que su marido ha hecho a la Corona. Y todavía no ha pedido perdón al Rey”. Aunque desde Zarzuela reconocen que la relación entre don Juan Carlos y su hija menor “ha mejorado mucho” a raíz de su imputación dado que “se han acercado más, porque ella ha percibido que se la apoyaba” y que no se encontraba tan sola ante la adversidad.

Pero si hay algo que pesa últimamente sobre los hombros del Monarca es su posible abdicación. El gabinete de prensa de la Casa del Rey se mantiene firme en que “la filosofía es que el cambio de rey se produzca sólo por motivos naturales”, aunque esto ha sido cuestionado desde el propio seno familiar de los Borbón. Tal y como recoge la citada publicación en su número de agosto, hay miembros de la familia que habrían sugerido a don Juan Carlos la opción de retirarse, hacer una transición en vida y apoyar a su hijo durante sus primeros años de reinado. Un debate que ha ido más allá y que plantea la posibilidad de un divorcio entre los Reyes de España.

Ahora que Zarzuela está orquestando un reforzamiento de la degastada imagen pública del soberano, lo que pasa por afianzar su presencia y actividad en la agenda real para acallar los rumores de abdicación, don Juan Carlos ha declarado que "esta vez voy a mi ritmo. Ahora pienso en mí". Esta afirmación se ha producido este miércoles durante su visita a Marruecos, donde ha sido preguntado por su estado de salud y su recuperación de la operación a la que fue sometido el pasado mes de marzo. Así, el Rey ha querido restar hierro al asunto asegurando que está inmerso en su pronta recuperación y que eso pasa por centrarse sólo en él.

El Rey se niega a abandonar el trono y se aferra al respaldo que le promete la clase política y empresarial. Es el caso del presidente de Telefónica, César Alierta: “El carisma de la Monarquía española se asienta en la figura del Rey. Le encuentro en forma, con una clara visión de futuro y con ideas muy claras y determinantes para seguir desempeñando un rol fundamental en esa tarea que siempre ha liderado de reforzar la democracia en España”. Pero no es el único. Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE, también augura un largo futuro para don Juan Carlos: “Conmigo no ha hablado nunca de abdicación. Y yo no he sacado el tema. Creo que es algo que debe decidir él. Es una persona responsable y lo ha demostrado toda la vida”. Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. recuerda que “la Corona es, en un momento de tensiones territoriales, el único clavo que sostiene las varillas del abanico. Y la gente lo sabe”. Larga vida al Rey.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein