La maternidad saca el lado rebelde de Kate Middleton: se salta las medidas de seguridad
  1. Casas Reales
DIO A LUZ ESTE LUNES AL HEREDERO BRITÁNICO

La maternidad saca el lado rebelde de Kate Middleton: se salta las medidas de seguridad

A pesar de las advertencias de Palacio, la princesa ha hecho caso omiso a los expertos de seguridad y está decidida a recuperarse del parto en la casa que sus padres tienen en Bucklebury, Berkshire

Foto: Presentación del heredero británico a su pueblo un día después de nacer (I.C.)
Presentación del heredero británico a su pueblo un día después de nacer (I.C.)

La maternidad ha sacado el lado más rebelde de Kate. La duquesa de Cambridge, la misma que muestra esa cara angelical en cada una de sus apariciones públicas y que ayer no podía contener su emoción al presentar al mundo a su pequeño, ha demostrado que tiene carácter y que no es, ni mucho menos, la mujer florero a la que en su día se refirió la escritora británica Hilary Mantel.

A pesar de las advertencias de Palacio, la joven de 31 años ha hecho caso omiso a los expertos de seguridad y está decidida a recuperarse del parto en la casa que sus padres tienen en Bucklebury, Berkshire.

Ken Wharfe, el que fuera jefe de seguridad de la princesa Diana, asegura que las consecuencias financieras de esta operación “sólo para una semana” serán millonarias.

Aunque la pareja puso rumbo este martes al palacio de Kensington tras salir del hospital de St. Marys, es vox populi que en cuestión de días se irán a vivir, temporalmente, con los abuelos paternos. Las obras para remodelar el piso 1A, que se convertirá en su residencia oficial –con 52 habitaciones tienen espacio más que de sobra para aumentar la familia-, aún no han finalizado. De momento, entre reparaciones de tejados y estructura, el coste asciende al millón y medio de euros. Pero hasta finales de verano o incluso principios de otoño la casa no estará en condiciones. Así que, por ahora, duermen en el apartamento de dos habitaciones del ala este.

El duque de Cambridge tiene dos semanas de permiso de paternidad, pero cuando se terminen debe volver a su puesto como piloto en la base de Anglesey. En septiembre, se decidirá su futuro militar, pero hasta entonces tendrá que estar en Gales.

Una rotunda negativa

Los expertos en seguridad han recomendado a su esposa que sería buena idea que ella y el niño se fueran entonces al palacio de Balmoral que la familia real tiene en Escocia, donde la reina pasa habitualmente agosto y septiembre de vacaciones. La misma soberana ha invitado expresamente al matrimonio. Todo el mundo considera que allí es más fácil “garantizar la seguridad” del que se ha convertido en el bebé más famoso del plantea.

Pero la joven se ha negado en rotundo y está decidida a mudarse con sus padres. Michael y Carole Middleton acaban de adquirir una casa en Bucklebury por 4,85 millones de libras. El pueblo es tranquilo y todos los vecinos se conocen. Y es cierto que la nueva vivienda cuenta con más privacidad -además de piscina y gimnasio-, pero para que todo esté en orden se debe montar un dispositivo que podría costar al contribuyente cientos de miles de libras.

Ken Wharfe, el que fuera jefe de seguridad de la princesa Diana, asegura que las consecuencias financieras de esta operación “sólo para una semana” serán millonarias. Con todo, la duquesa de Cambridge no está por la labor de cambiar de opinión. Es más, la última fase del embarazo la pasó allí, y se quedó en casa de sus padres hasta el pasado viernes, tres días antes del parto.

Locura en las redes sociales

Además de un hipotético atentado, los asesores de Palacio temen que cualquier detalle de los primeros días de vida del pequeño se filtre a la prensa. Al fin y al cabo, todo el mundo cuenta hoy con teléfono y cámara y las redes sociales han demostrado estar obsesionadas con el baby boom. Cada minuto hay 25.000 tweets dedicados al heredero al trono. Y fue un tweet de un fotógrafo quien dio la voz de la alarma anunciando que la joven había ingresado para dar a luz.

Kate Middleton Cambridge
El redactor recomienda