La infanta Cristina pone tierra de por medio tras el caso de los 'e-mails'
  1. Casas Reales
SU NUEVO PUESTO EN SUIZA, CREADO EXPRESAMENTE PARA ELLA

La infanta Cristina pone tierra de por medio tras el caso de los 'e-mails'

La decisión de la Infanta de instalarse con sus hijos en Suiza mientras Iñaki Urdangarin permanece en Barcelona con visitas semanales al nuevo

Foto: La infanta Cristina asiste a la asamblea general de La Caixa (Efe)
La infanta Cristina asiste a la asamblea general de La Caixa (Efe)

La decisión de la Infanta de instalarse con sus hijos en Suiza mientras Iñaki Urdagarin permanece en Barcelona con visitas semanales al nuevo domicilio es un acuerdo consensuado con el Rey. La situación para los duques de Palma se ha vuelto insostenible por el rechazo popular a las tropelías del yerno imputado y por extensión al resto de la familia directa, que nunca se habían visto en esta situación. Ahora no hay acto donde el riesgo al repudio público no forme parte del desarrollo de la actividad real. Las banderas republicanas son una anécdota al lado de las pitadas que llegan a afectar la presencia de la Reina que hasta ahora era la que mantenía el perfil más alto.

Y quizá lo más grave y lo que ha sido el detonante de cambiar el domicilio de Pedralbes a Ginebra es la situación que están viviendo los nietos reales, que presencian los comentarios a los desmanes paternos. Desde Zarzuela lo definen como “martirio” mediático cuando quien ha colocado en una situación complicada e insostenible a la jefatura del Estado ha sido el propio Urdangarin.

Poner tierra de por medio parece ser la mejor forma de aplacar los ánimos, y más desde que la juez del juzgado número 46 de Barcelona falló en contra de las prepotentes pretensiones de Iñaki Urdangarin, que solicitó medidas cautelares contra siete medios para evitar que se publicaran los correos personales que revelan la supuesta relación extraconyugal que el ex jugador de balonmano mantuvo durante unos años con la esposa de uno de sus mejores amigos.

Este nuevo frente abierto podría ser determinante a la hora de establecer un cortafuegos con respecto a la información que reciben los hijos y también el principio del “cese temporal de la vida conyugal” como se denominó en su momento el divorcio de los duques de Lugo. En este sentido, desde el entorno de Zarzuela aseguran que “esa es la invención de aquellos que quieren llenar líneas sin tener información”, aunque en su día también se negó que la infanta Elena tuviera problemas en su matrimonio. Con la infanta Cristina ya se valoró en su momento un posible divorcio para que las irregularidades y los supuestos delitos que hubiera cometido Iñaki Urdangarin no afectaran a la hija del Rey.

Una propuesta que, desde el primer momento, los protagonistas no contemplaron. Entre otras cosas porque ese acuerdo debía ir acompañado de un comunicado donde Urdangarin pidiera perdón por el daño incuestionable a la institución. Nada de eso sucedió, pero tampoco estudiaron en Zarzuela la repercusión que tendría la aparente doble vida del duque.

Durante estos meses se han barajado varios países como vía de escape. Desde Kuwait a Londres pasando por Boston. Al  final, como ha publicado la periodista María Ángeles Alcázar en La Vanguardia, ha sido Suiza. Ginebra será el reducto donde la hija menor de los reyes se instale hasta que pase la tormenta y la ley sentencie las actividades no legales del duque de Palma.

Y como ya sucedió con Telefónica cuando el Rey tuvo que pedirle al presidente de la compañía, César Alierta, que le buscara un puesto directivo al yerno fuera de España, ahora ha sido la Infanta a la que había que colocar lejos de Barcelona y en un país donde hasta ahora la Fundación La Caixa no tenía ningún puesto relevante donde ubicarla.  Según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas a la fundación, “hay un malestar general porque se están haciendo recortes importantes en proyectos humanitarios y culturales en lugares donde realmente es necesario y se crea un traje laboral para doña Cristina. Coordinar programas con la ONU, que se supone que es lo que va a hacer, se puede hacer directamente desde Barcelona evitando ese gasto. Es un mal comienzo”.

Desde el gabinete de comunicación de Zarzuela prefieren no dar respuesta y remiten directamente al comunicado de La Caixa. Y quizá lo más llamativo es que la hija de los reyes participara activamente en una fundación del Aga Khan Development Network, que no tiene ninguna presencia ni social ni cultural en España.

La duquesa de Palma ya tiene colegio para sus cuatro hijos, y también ha elegido la casa a la que se trasladará a finales de agosto. En Suiza gozará de las medidas de seguridad y los privilegios por ser infanta de España que no tendría si optara por ser solo señora Urdangarin.

Infanta Cristina Iñaki Urdangarin Suiza Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda