Victoria Federica, una niña entrañable a la sombra de Froilán
  1. Casas Reales
El próximo 9 de septiembre cumplirá 13 años

Victoria Federica, una niña entrañable a la sombra de Froilán

Sus rasgos poco convencionales, alejados de la adorabilidad de los cabellos rubios del resto de sus primos hacen de Victoria una niña diferente

placeholder Foto: La infanta Elena y su hija Victoria Federica en una imagen de archivo (I.C.)
La infanta Elena y su hija Victoria Federica en una imagen de archivo (I.C.)

Sólo el parecido que guardan con su madrees lo único que parece unir a los dos hijos de la infanta Elena. El díay la noche, el yingy el yang, la cara y la cruz. Dos niños completamente opuestos en lo que a carácter se refiere. Siempre se ha hablado de Froilán, de sus travesurasy su espontaneidad con la prensa. De ahíque su hermana quedase relegada a un segundo plano. Ni el hecho de convertirse en la primera niña de los Borbónlogró eclipsar el desparpajo de su hermano, que ya había cautivado a la prensa.

Sus rasgos poco convencionales, alejados de la adorabilidad de los cabellos rubiosy los ojos azul cielo que caracterizan al resto de sus primos, hacen de Victoria una niña diferente, carismática que, sin el protagonismo del que gozan sus primas Leonory Sofía o su propio hermano, llama la atención. “Es la menos Borbón de todos los nietos. Además es una niña muy mona, con mucho estilo y bien vestida, lo cual habrá heredado de su padre”, dice Pilar Eyre, autora del libro La soledad de la reina. La escritora añade: “Es una niña sensible, educada y muy discreta, no como sus primas, las hijas de los Príncipes que, a mi parecer, resultan cursis con tanto lazo”.

Una opinión que comparte Jaime Peñafiel. “Es la mejor nieta del Rey. La más dulce y la que terminará siendo la más guapa de todas, más que las de los Príncipes. Es un poco triste, quizá porque sufre con la separación de sus padres, pero, en definitiva, es una cría muy tierna”, dice el periodista, quien aprovecha para denunciar la excesiva exposición de los nietos reales ante las cámaras. “Son niños, no se debe explotar su imagen”.

Precisamente la ternura, la serenidad, la introversión y la educación hacen de la hija menor de la infanta Elena el miembro de la familia real más parecido a doña Sofía, a la que le une, además, un cariño desbordante. A ella y a su tía Letizia, con la que encajó desde el primer momento convirtiéndose en su tía preferida. Este año, a su llegada a Palma, pudimos ver cómo la pequeña se tiraba a los brazos de la Princesa de Asturias nada más verla, quien, a su vez, se mostraba muy contenta por el reencuentro con su sobrina.

Quienes la conocen dicen de ella que es una niña muy cariñosa, ordenada, simpática y muy pulcra. Al contrario que su hermano "Pipe", como le llama cariñosamente su familia, jamás ha dado ningún problema, ni de comportamiento ni por los estudios. De hecho, de buena gana aceptó su internamiento el pasado año en un colegio femenino de fuerte carácter religioso en Inglaterra, tal y como ya hiciera su hermano un año antes.

Tanto doña Elena como el Príncipe y su hermana Cristina siempre han considerado importante invertir en la educación de sus hijos. Por eso, los ocho nietos del Rey se han educado en algunos de los mejores centros educativos del país. En el caso de Froilán y Victoria lo han hecho en el colegio de San Patricio de la calle Serrano, hasta el año pasado que se matricularon en el Nuestra Señora del Pilar del Retiro en Madrid.

Muy afectada por el accidente de su hermano

La estancia de Victoria Federica en Reino Unido supuso para doña Elena un desembolso de 25.000 euros, que es el coste anual de un curso en ese internado. Una cantidad bien invertida si tenemos en cuenta que se trataba de uno de los mejores colegios británicos y que para Victoria era una experiencia clave después del shock que sufrió tras el accidente de su hermano.

Durante las vacaciones de Semana Santa del pasado año, el nieto mayor de los Reyes se disparó fortuitamente en el pie derecho mientras hacía unas prácticas de tiro con su padre, Jaime de Marichalar, en una finca de Soria propiedad de la familia. Testigo de aquel fatídico accidente fue la pequeña Victoria que, según cuentan, consoló a su hermano Pipe durante todo el trayecto al hospital. Tras lo ocurrido quedó tan afectada que su rendimiento escolar empeoró, lo cual motivó a doña Elena a enviar a su hija fuera de España para que superase la impresión recibida tras el disparo.

Amante del ballet, el esquí y la hípica, afición que ha heredado de su madre, la pequeña Victoria es una niña entrañable que con su pelo despeinado representa las cualidades de la discreción. Según fuentes del entorno de doña Elena, la pequeñaes tranquila y disciplinada. Pasar desapercibida es un reto que Victoria ha asumido y conquistado con el paso de los años.

En la cabeza de los españoles está la imagen de esa niña tímida que siempre portaba en su mano un calcetín. Desde siempre tuvo la costumbre de llevar uno entre los dedos que se llevaba a la boca y cuidaba como si de su mejor tesoro se tratara. Incluso a la boda de los príncipes de Asturias, Victoria acudió con uno de color rojo que llamaba poderosamente la atención contrastado con la vestimenta en tonos dorados elegida para los pajes.

El próximo 9 de septiembre la pequeña de doña Elena cumplirá 13 años, la misma edad con la que su hermano se disparó en un pie. Sin embargo, todo hace pensar que Victoria Federica no será capaz de dar un susto así.

Infanta Elena Niños Jaime Peñafiel Pilar Eyre
El redactor recomienda