Los duques de Palma apuran sus últimos días en familia en el País Vasco francés
  1. Casas Reales
Antes de que la infanta viaje a ginebra

Los duques de Palma apuran sus últimos días en familia en el País Vasco francés

La familia se prepara para aprovechar de sus últimos días juntos antes de que doña Cristina y sus cuatro hijos se trasladen a vivir a Ginebra

Foto: Los duques de Palma en Bidart el pasado verano (I.C.)
Los duques de Palma en Bidart el pasado verano (I.C.)

Los duques de Palma disfrutan, un año más, de unas tranquilas jornadas de playa en la localidad vascofrancesa de Bidart, el mismo destino que ya eligieron el año pasado en estas mismas fechas.

Escapando de la presión mediática a la que se ven sometidos en Barcelona y en Palma, la familia Urdangarin pasa unos días en esta localidad situada a 45 kilómetros de San Sebastián que durante dos años seguidos se postula como el refugio veraniego de los Duques. Desde que estallase el caso Nóos, Iñaki Urdangarin no ha vuelto a disfrutar del verano en la isla balear donde antaño montaba en yate con su familia política. Sus escándalos judiciales y su sarcasmo con los palmesanos al firmar sus emails como "duque Em-palmado", ha hecho que su presencia en la isla sea impensable y haya tenido que buscar nuevos destinos en los que veranear en familia.

Bidart es ese nuevo destino según publica El Diario Vasco que ofrece varias imágenes de los duques de Palma y sus cuatro hijos en una playa del centro de ese municipio. Junto a ellos veranean también la madre de Iñaki Urdangarín, su hermana y sus tres sobrinos.

La familia se prepara para aprovechar de sus últimos días juntos antes de que doña Cristina y sus cuatro hijos se trasladen a vivir a finales de mes a Ginebra donde ella dirigirá el Área Internacional de la fundación La Caixa para la que trabaja desde hace años. Mientras, Iñaki continuará en España para preparar su defensa en el proceso judicial en el que se encuentra imputado.

Su distanciamiento, que se debe principalmente a la necesidad de alejar a los cuatro hijos del matrimonio de la complicada situación que vive el Duque en nuestro país, contribuye, sin embargo, a avivar los rumores que apuntan a un nuevo “cese de la convivencia” dentro de la Familia Real.Si el verano pasado fuese la propia Infanta la que protagonizase un "no, sin mi marido" y se negase a acompañar a sus hijos a Marivent, este año mucho han cambiado las cosas y no sólo ha dejado al Duque en Barcelona mientras ella permanecía en Palma sino que en pocos días pondrá tierra de por medio y se instalará a miles de kilómetros mientras su marido permanece solo en Pedralbes.

Iñaki Urdangarin Caso Nóos
El redactor recomienda