Logo El Confidencial
CONCEDE UNA ENTREVISTA a 'VANITY FAIR' EEUU

Corinna: "El Rey llama a mis hijos una vez por semana para saber cómo están"

La “entrañable amiga” del Rey don Juan Carlos ha vuelto a utilizar un medio para aclarar algunos detalles de su relación con el monarca

Foto: La princesa Corinna y el Rey don Juan Carlos, en una imagen de archivo (I.C.)
La princesa Corinna y el Rey don Juan Carlos, en una imagen de archivo (I.C.)

Corinna zu Sayn-Wittgenstein sale de su escondite. La “entrañable amiga” y consultora del Rey ha vuelto a utilizar un medio de comunicación para aclarar algunos detalles de su relación con el monarca en un reportaje que el próximo mes de octubre publicará la edición americana de Vanity Fair. En él, el mensual estadounidense hace un amplísimo recorrido por los escándalos que rodean a don Juan Carlos poniendo el foco en la crisis que sufre la Corona española debido a sus bajos índices de popularidad y a los turbios negocios de su yerno, Iñaki Urdangarin. Además, el tema de la abdicación comienza a sonar con fuerza más allá de nuestras fronteras, sobre todo tras la caída que el Rey sufrió en abril de 2012 mientras cazaba elefantes durante un safari en Botsuana.

Según Vanity Fair, Corinna se ofreció, a través de un amigo común, a dar esta entrevista cuando se enteró de que un periodista estadounidense había viajado hasta Madrid para hacer un reportaje sobre el Rey. Desde entonces, la aristócrata alemana ha intentado poner los puntos sobre las íes y cerrar capítulos que “nunca deberían haberse abierto”. “Desde diciembre del año pasado no he ido a España y estoy pensando en no volver. No es ni apropiado ni inteligente”, asegura. No obstante, según el periodista Juan Luis Galiacho, Corinna se encuentra actualmente en España y está buscando vivienda en Somosaguas, una zona residencial de lujo ubicada en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, próximo al palacio de La Zarzuela. "Su intención, según le ha dicho a los vecinos de dicha urbanización, es la de instalar su residencia allí para quedarse a vivir", ha señalado Galiacho.

Sobre su relación con don Juan Carlos, Corinna se muestra tajante: “Sí, somos buenos amigos. Hay quienes no entienden que estas cosas puedan pasar en un determinado momento y que terminan, aunque nuestra amistad no termine. Ahora es un hombre mayor que tiene que hacer frente a sus problemas de salud, por lo que creo que necesita toda la ayuda posible. Hay quienes esperan que ocurra algo grande de una manera u otra, pero no, no va a pasar nada salvo que él no pueda irse de caza y que yo no puedo ir a España”.

“Sí, me tropecé con la Reina una vez, por accidente”Sin embargo, parece que la distancia no es un impedimento entre Corinna y el Rey, ya que la consultora asegura que mantiene contacto con él y que, incluso, el Rey llama a sus dos hijos -una de su primer matrimonio y el otro del segundo- “una vez por semana para ver cómo están. Se comporta como un amigo”.

Niega haber recibido dinero del Rey

La relación de Corinna y el Rey comenzó, aparentemente y de manera profesional, cuando don Juan Carlos le pidió en mayo de 2004 que organizara el viaje de novios de los Príncipes de Asturias a Jordania, Tailandia y Fiji. Desde entonces, Corinna fue la encargada también de gestionar dos safaris a Mozambique en 2004 y 2005, donde “estuvo a su lado todo el tiempo. A partir de ahí, se ha convertido en una invitada habitual durante los fines de semana de la primavera cuando el Rey y sus amigos se reúnen para cazar perdices”, relata una fuente que asegura que “el Rey continúa enamorado de ella, informaciones que publicó la edición española de Vanity Fair y que recoge el reportaje estadounidense.

Desde entonces, los negocios del Rey se han comenzado a mirar con lupa, sobre todo cuando salió a la luz que Corinna había mediado en ciertos asuntos para colocar a España en una situación privilegiada. Frente a esto, la alemana niega haber participado en transacciones de este tipo. “Nunca he hecho negocio ni he recibido dinero en nombre del Rey”, descartando tener “algo que ver” en el contrato para construcción del tren de alta velocidad en Arabia Saudí entre las ciudades de Medina y La Meca. Sin embargo, admite que sí cobró por su trabajo como asesora porque "yo estaba involucrada en el Fondo de Infraestructura hispano-saudí -presentado por el Rey en el Palacio de El Pardo en 2007-", donde participó durante años. Sobre este tema, termina asegurando que no hay ninguna compañía española en Medio Oriente, Europa del Este o América Latina que no necesite la intervención del Rey, “que es lo que se ha hecho durante los últimos 30 o 40 años”.

Quizá la parte que suscita mayor morbo sea la referente a la Reina. “Sí, me tropecé con ella una vez, por accidente”. Frase que tal vez se refiera a aquel 8 de mayo de 2010 en el que la alemana y doña Sofía se encontraron por sorpresa en un pasillo del Hospital Clínico de Barcelona, donde el Rey estaba ingresado para extriparle un nódulo pulmonar.

Una relación de portada

Esta no es la primera vez que un medio de comunicación se interesa sobre la relación del Rey y Corinna. Ya lo hizo la edición española de Vanity Fair en su número de junio de 2012 y la editora, Lourdes Garzón, sorteó todo tipo de problemas y presiones hasta conseguir publicarlo.

Tampoco es la primera ocasión en la que una publicación de Estados Unidos pone el foco en Corinna zu Sayn-Wittgenstein y don Juan Carlos. New York Times, aprovechando una visita del monarca a Nueva York, se puso en contacto con la alemana, que habló sin miramientos asegurando que “el Rey es un tesoro nacional”, una declaración que va más allá con declaraciones como: “Cuando entra en una habitación irradia calidez y carisma y conecta con todo el mundo. No deja a nadie indiferente”, asegura. 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios