La infanta Elena es ‘readmitida’ en la Casa Real
  1. Casas Reales
retoma los compromisos de la agenda oficial

La infanta Elena es ‘readmitida’ en la Casa Real

“A partir de ahora, el lugar principal de la representación del Estado en los actos lo ocuparán los Reyes y los príncipes de Asturias”. De esta

Foto: La infanta Elena, en una imagen de archivo (I.C.)
La infanta Elena, en una imagen de archivo (I.C.)

“A partir de ahora, el lugar principal de la representación del Estado en los actos lo ocuparán los Reyes y los príncipes de Asturias”. De esta forma tan contundente, fuentes de la Casa Real anunciaron en octubre de 2012, y en vista de la escasa popularidad de la que gozaba la monarquía, cuál sería el núcleo duro de la Familia Real. Fuera de ella se quedaba la infanta Elena, quizá para no generar más comentarios sobre la desaparición de la agenda oficial de su hermana Cristina y de su marido, Iñaki Urdangarin, tras el escándalo que supuso la investigación realizada por el juez José Castro sobre el Instituto Nóos.

Así, la duquesa de Lugo se convirtió en la principal ‘víctima’ de una nueva estrategia de blindaje, que la excluyó de los actos de máxima solemnidad. El ejemplo más claro tuvo lugar durante el último desfile del Día de la Fiesta Nacional, que ofreció una imagen imposible de olvidar: la infanta sentada junto al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, fuera de la tribuna principal de autoridades, donde siempre se había situado y donde se encontraban sus padres, su hermano y su cuñada. Con ello, se atisbaba un nuevo futuro para la primogénita del Rey, relegada a un discreto segundo plano.

De esta forma, Zarzuela evitó los previsibles titulares que centrarían su atención en la ausencia de la infanta Cristina en una fecha tan señalada en su calendario. La fotografía de la Primera Familia seguiría coja, con grandes ausencias, pero ya no sería sólo por el huracán Nóos, sino por otras cuestiones. Una decisión que provocaba la paulatina desaparición de la infanta Elena en los actos de representación de la Casa, pese a haber sido un miembro activo durante décadas. Pero las tornas han cambiado en las últimas semanas y el papel de la hija mayor del rey don Juan Carlos vuelve a ser el que era, convirtiéndose, ahora que su hermana está en Ginebra y hay excusa, en protagonista de la agenda de la Familia.

El ‘regreso’ de la infanta Elena

Este miércoles, la duquesa de Lugo acompañó a los Reyes y los príncipes de Asturias en su encuentro con los soberanos de los Países Bajos, Máxima y Guillermo. No sólo estaba presente en la recepción a las puertas del Palacio de La Zarzuela, sino que incluso bajó hasta el pie de la escalinata para recibirlos y posar así ante los profesionales gráficos allí congregados. Más tarde, también compartió mesa y mantel con los monarcas de ambos países y con los herederos al trono español, como una más.

Pero este no es el primer intento de la Casa Real de mitigar el injusto castigo al que fue sometida la infanta. Durante este verano, doña Elena se ha convertido en un miembro más de ese núcleo duro que representa a la Institución. Acudió junto a los Príncipes a la misa funeral en memoria de las víctimas del accidente ferroviario de Santiago ocurrido el pasado 24 de julio para arropar a las familias en su duelo. Más tarde, el pasado 6 de agosto, la infanta volvió a ocupar una posición de relevancia en la cena que el monarca ofreció a las autoridades baleares en el Palacio de la Almudaina.

Con todo ello, la infanta Elena ha regresado de nuevo a la agenda oficial de la Casa Real como si el fin de las vacaciones le abriera la puerta a un nuevo curso. La decisión de su hermana de poner tierra de por medio a la polémica y rehacer su vida en suelo suizo ha facilitado su vuelta a la rutina oficial. Sea como fuere, lo cierto es que parece que la hija mayor del Rey cuenta de nuevo con el permiso de la Casa para ocupar su anterior posición al lado de su hermano y sus padres. Incluso en solitario.

* Doña Elena en su último acto oficial esta semana

Este jueves ha presidido la primera edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, SUMMA, y no como acompañante, sino como auténtica protagonista de la jornada, como así ha venido siendo durante años. No hay que olvidar que los miembros de la Casa Real (a excepción del Rey y el Príncipe, que tienen un salario fijo) reciben una asignación anual en virtud de los actos de representación a los que hayan acudido durante esos doce meses. Así que es ahora cuando la bolsa de la infanta Elena en este 2013 está empezando a engordar, aunque este montante es siempre de “libre asignación” por parte del Rey.

Infanta Elena Instituto Nóos Casa Real Iñaki Urdangarin Rey Don Juan Carlos Infanta Cristina
El redactor recomienda