Los Borbones, una familia unida en la clínica Quirón
  1. Casas Reales
POSARON JUNTOS Y SONRIENTES ANTE LA PRENSA

Los Borbones, una familia unida en la clínica Quirón

La Reina, la infanta Elena y los príncipes de Asturias han querido ofrecer su mejor estampa ante los medios congregados en el centro médico donde era operado el Rey don Juan Carlos

Foto: La Reina, la infanta Elena y los Príncipes, a su salida de la clínica
La Reina, la infanta Elena y los Príncipes, a su salida de la clínica

La Familia Real escenifica una unión que muchos medios han tratado de dinamitar. Anoche,15 minutos después de las 00.00 horas aparecían a las puertas de la clínica Quirón de Madrid todos los miembros de los que se compone la Primera Familiaexcepto la infanta Cristina. La Reina, los Príncipes de Asturias y la infanta Elena posaban ante los medios unidos y sonrientes, además de atentos y agradecidos con la prensa congregada desde primera hora de la tarde a las puertas del centro médico donde el Rey acababa de ser intervenido con éxito de la cadera izquierda.

Doña Sofía y Don Felipe tomaron la palabra para decir que todo había ido “como la seda”. Después se despidieron amablemente, primero de los fotógrafos y más tarde entre ellos. Todos se besaron, incluidas la duquesa de Lugo y la Princesa, cuya sintonía siempre se ha puesto en entredicho. La escenificación de la unidad familiar fue tal, que la infanta, incluso, se inclinó ante su madre como si se tratara de un acto solemne.

La familia que posó ayer a las puertas de la clínica Quirón se parecía poco a la que apareció ante los medios el pasado 26 de noviembre de 2012 en el Hospital Quirón-San José con la intención de visitar al Rey, operado en aquella ocasión también de la cadera. Los Príncipes se negaron a ser fotografiados con los duques de Palma y la familia quedó dividida en dos bandos. De una lado, los ‘herederos’ junto a sus hijas. De otro, la Reina, las infantas, Iñaki Urdangarin y su hijo JuanValentín. Pero este martes todo cambió.

Cuando el Rey se encontraba ya en quirófano, en torno a las 20:30 horas, la Reina hacía acto de presencia en el centro médico. Sonriente, saludó a la prensa que hacía guardia en la clínica a la espera de noticias. Poco más tarde apareció la primogénita del matrimonio real, que siempre ha estado muy unida a su padre. En anteriores convalecencias del monarca ningún miembro de la familia estuvo presente durante la operación. Es más, cuando fue intervenido de la rotura de la cadera tras su caída en Botsuana (abril del año pasado), la Reina no hizo acto de presencia en el USP San Joséhasta tres días después de su ingreso.

Las visitas familiares al Rey en sus diferentes intervenciones siempre han servido para realizar una radiografía del estado de las relaciones personales entre los miembros de la Casa Real. Y esta vez, con el debate de la abdicación sobre la mesa, parecía estar todo previamente calculado para que la escenificación fuera perfecta. Se había comentado que la infanta Cristina viajaría desde Ginebra, donde vive junto a sus hijos, para estar junto al Rey. Pero hasta eso parecía haber sido ‘guionizado’ previamente y su aparición en Madrid se ha retrasado para los próximos días, como así insinuaron ayer fuentes oficiales de Casa Real desplazadas hasta la clínica.

Los príncipes de Asturias, a su llegada a la Quirón (I.C.)

Guardando las apariencias

Anoche, mientras el doctor Miguel Cabanelay su equipo llevaban a cabo la intervención quirúrgica, doña Sofía y la infanta Elenapermanecieron en una suite habilitadaespecialmente para ellas, junto al personal de Zarzuela y la presidenta del grupo Quirón, Pilar Muro, viuda de Publio Cordón. También les acompañaban su hija María Cordón y José Manuel Rubio, vicepresidente del grupo. Todos ellos compartieron cena y espera. No hubo catering externo, sino uno servido por el propio centro médico. La infanta Elena es el miembro de la Casa Real más cercano al monarca. De hecho, es con la única con la que se le ha visto tomando el aperitivo en varias ocasiones en el hotel Ritz. Además, la duquesa de Lugo ha sido en los últimos tiempos la mediadora entre la infanta Cristina y Don Juan Carlos una vez que el juez Castro imputó al duque de Palma por el ‘caso Nóos’. En ese momento,la Reina parecía contar poco en la Casa y ahora, en cambio,vuelve a ser públicamente la compañera de viaje del Jefe del Estado.

Lanueva estrategia de Zarzuela continua en marcha y la gran impulsora de este cambio de tercio es la propia reina Sofía, que desde elbesoque le dio a su marido en la visita oficial de los reyes de Holanda, el pasado 18 de septiembre,pareceempeñada en escenificar públicamente una reconciliación matrimonial. El mensaje que se pretende transmitir está claro: “Todos con el patrón", término con el que la familia se refiere al Soberano.

Por ello, a las diez y media de la noche hacían también su aparición en la Quirón los Príncipes de Asturias. Doña Letizia, con coleta y vaqueros; el Heredero, con unlookinformal sin corbata. La pareja accedió al vestíbulocon menos protocolo que en otras ocasiones. Una vez finalizada la operación y con el Rey ya en la UVI,la familia abandonó el lugar sonriente, lanzando un mensaje inequívoco de unidad que no parecía improvisado.

Una segunda intervención

Lo realmente duro será la reahabilitación.Don Juan Carlospermanecerá prácticamente recluido en el palacio de La Zarzueladurante los próximos tres meses y medio, y no volverá a caminar "con normalidad", sin la ayuda de un andador o un par de muletas,hasta bien entrado enero de 2014, según publicaEl Confidencial.

No obstante,elReyvolverá a pasar por quirófano "con menor riesgo"tras concluir "con éxito" laprimera intervenciónquirúrgica. En la segunda, que no se producirá antes de ocho semanas, se le implantaráuna nueva prótesis en la cadera izquierda, una vez que ayer se le extrajo la que tenía infectada y se le colocó una provisional.

EldoctorMiguel Cabanelaexplicó en rueda de prensa que Don Juan Carlos va a afrontar ahora seis semanas de toma de antibióticos, seguidas de dos semanas de "vacaciones de antibióticos". El cirujano se mostró proclive a que el Monarca limite su agenda pública a los actos de audiencia que realiza en Zarzuela. "Tiene que hacer vida en Palacio", insistió.

Príncipe Felipe Reina Sofía Infanta Cristina Casa Real Infanta Elena Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda