El viaje exprés de la Reina a Ginebra para apoyar a su hija Cristina
  1. Casas Reales
HAN VIAJADO A GINEBRA ESTE FIN DE SEMANA

El viaje exprés de la Reina a Ginebra para apoyar a su hija Cristina

Un viaje breve a Ginebra en compañía de Froilán que ha sorprendido a todos este fin de semana. Aunque parece que el periplo de Doña Sofía a Suiza junto a su nieto, con la intención de celebrar el cumpleaños de su otro nieto, Juan Valentín, ha sido breve,

placeholder Foto: Imagen de archivo de la Reina cuando viajó a Washington (I. C)
Imagen de archivo de la Reina cuando viajó a Washington (I. C)

Un viaje exprés a Ginebra en compañía de Froilán que ha sorprendido a todos este fin de semana. Aunque parece que el periplo de Doña Sofía a Suiza junto a su nieto, con la intención de celebrar el cumpleaños de su otro nieto, Juan Valentín, ha sido breve, ya que tiene que acudir a un acto en el Palacio de Congresos de Madrid este miércoles, la visita relámpago que hizo el sábado a la ciudad suiza ha vuelto a otorgarle el papel de imprescindible nexo de unión en Zarzuela. Ella parece ser uno de los pocosmiembros de la Familia Real que sigue mostrando su apoyo incondicional a la infanta Cristina, la que tiende puentes hacia ella y sus hijos,mientras que el Príncipe y el Rey se han desvinculado de este tipo de visitas, cuidando que su imagen no se mezclase en absoluto con nada que toque, ni de lejos, el caso que ha acabado imputando a Iñaki Urdangarin. Con la inauguración de una escultura de Mahatma Gandhi el próximo miércoles a la que asistirá, no son muchos los días que doña Sofía ha podido pasar al lado de los hijos de la infanta Cristina y del díscolo primogénito de la infanta Elena, tal y como, seguramente, hubiese deseado. Según ha podido saber Vanitatis, al menos Froilán ya se encontraba en España este domingo. Presumiblemente, todo apunta a que la monarca habría volado de vuelta a España junto a su nieto.

Con el Rey reponiéndose en la clínica Quirón de su intervención de cadera, la Reina se ha hecho cargo de recomponer públicamente la imagen familiar, maltrecha desde que irrumpieron en la vida de los Borbón personajes colaterales como Corinna o acontecimientos la imputación de Urdangarin en el 'caso Noós'. A este respecto, siempre ha manifestado su respaldo a Cristina y a los hijos de esta. Coincidiendo con la investigación del juez José Castro en diciembre de 2011, la monarca visitó a su yerno y a su hija cuando estos vivían en Washington. Doña Sofía estuvo cerca de sus nietos y asisitó junto a ellos a un rastrillo benéfico navideño instalado en el Liceo Francés, donde por aquel entonces estudiaban los pequeños.

Muchos se sorprendieron ante el viaje, que mostraba, en plena polémica que la Reina estaba al lado de su hija. La infanta Elena y Froilán tampoco han titubeado a la hora de visitar tanto a Cristina como a sus hijos mientras que es bastante improbable que las infantas Leonor y Sofía viajasen este fin de semanapara celebrar, como ha hecho Froilán,el 14 cumpleaños de Juan Valentín. El Príncipe y Letizia siempre se han mostrado bastante cautos con este tipo de reuniones, al igual que el Rey. Su papel comocabezas de la institución monárquica les impide la cercanía con Iñaki Urdangarin o los suyos.

La Reina, sin embargo, ha manifestado su apoyo para unos momentos que pueden ser difíciles para los suyos, ya que mientras que Iñaki Urdangarin sigue viviendo en Barcelona para afrentar sus compromisos con la Justicia, la infanta Cristina y sus hijos acaban de trasladarse a Suiza para iniciar una nueva vida que, como la del común de los mortales, les costará arrancar. Doña Sofía parece apoyarles también esta vez y el viaje ha sido una prueba manifiesta de ese apoyo.

Una relación especial entre la Reina y Froilán

Además del apoyo a la infanta Cristina, a nadie ha pasado desapercibido que Froilán haya sido el que ha viajado junto a su abuela para celebrar el 14 cumpleaños de Juan Valentín.A la Reina le gusta tener a sus nietos cerca pero sobre todo a Froilán, que ha sido el único nieto al que ha dejado invitar a alguno de sus amigos a pasar unos días en Marivent para así tenerlo más controlado y saber cómo se mueve en pandilla, al margen del contacto con los primos Urdangarin. La idea de la Reina es la de vigilar más que abrumar con castigos. Cuando estuvo interno en Inglaterra, doña Sofía lo recogía en el colegio, comían juntos y después lo volvía a dejar en el recinto escolar. Se asegura que el trato con la abuela es inmejorable y que Froilán acata sus consejos y recomendaciones, aunque luego no los ponga en práctica. La semana pasada, por ejemplo, el adolescente presenció una exposición de coches en La Granja de Segovia y, ante otra autoridad que respeta, la de los escoltas, no sacó los pies del tiesto.

A Froilan lo que le gusta es el fútbol y el baloncesto, deporte que además le sirve para desfogarse. Aseguran que el carácter del nieto es mucho más Borbón que Marichalar, y que este incluye el carácter del abuelo Rey y de la madre infanta. Tras incidentes como los de este verano, cuando no dudó en contestar a la prensa en Mallorca cuando se cansó de que lo retratasen a él y al resto de la familia, parece que lo quieren tener más controlado. La Reina, con su educación alemana, sabe que hay que hacer pocas concesiones a adolescente rebeldes, pero también se muestra comprensiva con su nieto primogénito. Este viaje a Ginebra es una señal más de la personalidad conciliadora que doña Sofía quiere transmitir a todos sus nietos y también de su papel a la hora de recomponer, en cierta forma, a la desgastada Familia Real.

Infanta Cristina Infanta Elena Justicia Suiza José Castro Iñaki Urdangarin Ginebra
El redactor recomienda