Logo El Confidencial
visitaron granada el día de todos los santos

El puente granadino de los Príncipes de Asturias

Como cientos de familias españolas, los príncipes quisieron pasar la otoñal festividad en Granada con sus dos hijas en una visita con carácter no oficial

Un Día de Todos los Santos en familia. Como cientos de familias españolas, los príncipes quisieron pasar la otoñal festividad en Granada con sus dos hijas en una visita con carácter no oficial. La visita despertó una gran expectación en los granadinos, que veían como la pareja y las niñas paseaban por los rincones más emblemáticos de la ciudad. Muchos fueron los que se apresuraron a saludarles y a realizar alguna fotografía con su teléfono móvil.

Antes de acudir al mirador de San Nicolás, situado en el barrio del Albaicín y descrito por Bill Clinton en su momento como la visión del “atardecer más bello del mundo”. Además, también es una de las mejores vistas del palacio de la Alhambra, los príncipes y sus hijas pasearon por Plaza Nueva, una de las antesalas de la magnífica visión del palacio nazarí. Por allí se desplazaron hacia el Paseo de los Tristes, uno de los lugares más característicos de la capital granadina, ya que es un paseo de piedra sobre el río Genil que alberga otra de las mejores visiones de la Alhambra. Después, se subieron a su coche ante los incesantes saludos de los granadinos, que no esperaban la visita real. Con la lección bien aprendida, la infanta Leonor se unía, desde la ventanilla del vehículo, a los saludos que también lanzaba su madre.

Los príncipes también visitaron el 'palacio rojo', tal y como se conoce la Alhambra. Los dos reservaron las entradas como cualquier hijo de vecino, anticipadamente y de forma anónima, y después hicieron cola como el resto de la gente. "Han pagado y reservado anticipadamente la entrada como todos. Han actuado como cualquier familia", se aseguraba en la cuenta de Twitter oficial del monumento más visitado de nuestro país.

Esta no es la primera visita no oficial de los Príncipes de Asturias que causa un gran revuelo. El pasado mes de marzo, el Príncipe y Letizia acudían a la localidad manchega de Almagro y también despertaron las miradas de todos los residentes. Los habitantes los reconocieron y no dejaron de realizar fotografías de ambos, además de colocarlas rápidamente en sus redes sociales, lo cual hizo que la prensa se percatase de un viaje que en principio tenía carácter privado. Muchos ven en estas visitas no planificadas una especie de estrategia para congraciarse con los ciudadanos a la vista de la impopularidad de la Familia Real desde el 'caso Nóos' y otra serie de escándalos que han hecho que los futuros herederos se esfuercen por dar una imagen de cercanía y cotidianeidad.

En esta ocasión ha ocurrido lo mismo. La princesa Letizia, bastante reacia a la sobreexposición de sus hijas o al ‘trabajo’ que se sale de los actos puramente oficiales, no tuvo ningún problema en que la prensa hiciese su trabajo y realizase las fotografías oportunas de este viaje por el otoño granadino.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios