Logo El Confidencial
sus postales suelen ser muy comentadas

Otra polémica felicitación navideña de la Familia Real

Casa Real ha mostrado su predilección por el Photoshop a la hora de componer sus felicitaciones navideñas. Es por ello que la sombra de la sospecha planee sobre ellos

Foto: Christmas de los Príncipes de Asturias
Christmas de los Príncipes de Asturias

Se han librado. A pesar de los comentarios que ya comienza a pulular por las redes sociales, especulando sobre la posibilidad de que el último ‘christmas’ de los Príncipes de Asturias se trate de un nuevo ejercicio de Photoshop, lo cierto es que en esta ocasión parece no ser así. La imagen está realizada de tal forma, que las figuras de sus protagonistas pueden dar a equívocos. ¿Cómo puede estar el príncipe Felipe en cuclillas a la misma altura que la princesa Letizia que parece estar de pie? ¿Por qué el que está llamado a ser el próximo rey reposa sus pies en el suelo, casi al mismo nivel de las rodillas de su heredera? ¿Por qué la benjamina de la casa, la infanta Sofía, es más alta que su madre?

Las respuestas a estas incógnitas no es el Photoshop, como así comienzan a aventurar en las redes, sino que se trata de una herramienta bien conocida en las composiciones de cine: las cajas o plataformas. “La princesa Letizia se encuentra de pie junto a su hija, la infanta Leonor, y efectivamente el príncipe Felipe está subido en una plataforma. También las infantas se encuentran subidas a este pedestal para elevarlas a la altura de sus padres, pero en ningún caso la Princesa se ha puesto de rodillas”, confirman los responsables de comunicación de la Casa Real a Vanitatis, que además han querido subrayar que “este año no hemos hecho montajes, eso te lo aseguro”.

Otras de las claves cuestionadas y que podrían hacer pensar que se trate de un montaje fotográfico es la iluminación de la imagen. La infanta Sofía, a la izquierda de la instantánea, reposa sobre el regazo de su padre con las piernas ligeramente separadas. Esto hace que el foco de luz que tiene a su izquierda cree una sombra sobre una de sus piernas. Justo lo contrario que ocurre con la infanta Leonor, que tiene la sombra en la pierna contraria. No es que las hermanas se tomasen las fotos por separado y la magia del Photoshop las volviese a unir. La simple explicación de que hay un foco en cada extremo para iluminar la escena aclara esta posible confusión.

También se pone en duda que la familia principesca se desplazase realmente al museo del Prado con la única intención de tomar la feliz estampa. “La foto se ha realizado en el museo, por mucho que se diga que no. Se ha querido tomar junto al óleo sobre lienzo de la infanta Margarita que Velázquez pintó en 1654. Esta obra está en el Prado hasta el próximo 9 de enero y fue inaugurada el 7 de octubre por la Reina doña Sofía y el presidente de Austria, Heinz Fischer, y su esposa”.

La sombra de la sospecha sobre los christmas de Casa Real

La Casa Real ha mostrado en numerosas ocasiones su predilección por las herramientas de retoque fotográfico a la hora de componer sus felicitaciones navideñas. Es por ello que la sombra de la sospecha planee sobre ellos y haga a los medios mirar con lupa las instantáneas que Zarzuela remite a la prensa para ofrecer sus mejores deseos de cara al nuevo año. Unas imágenes en las que, con la intención de mostrar unidad y armonía familiar, en ocasiones han conseguido el resultado contrario.

Esto surgió a raíz de la polémica felicitación navideña que Zarzuela entregó en 2005. Un montaje en el que los Reyes aparecían rodeados por todos sus nietos o, por lo menos, parte de ellos, ya que la principal chanza de los medios se centró en que no todos tenían sus extremidades en su sitio. Tiempo después, la Reina confesó que el fotomontaje fue obra suya: “Tenía la foto del Rey y mía con Leonor, así que cogí la del verano anterior en Mallorca con los otros nietos y los coloqué debajo”, dijo en su momento doña Sofía, que recuerda con una sonrisa cómo los comentarios destacaban que “Victoria no tenía brazos, que tampoco los tenía en el original, y no sé cuántas cosas más. Pero no me importa, estaba orgullosísima”, mantuvo.

La infanta Leonor en 2007
La infanta Leonor en 2007

Pero esta no es la primera vez que un miembro de la Primera Familia pierde una extremidad en sus christmas navideños. El que realizaron para dar la bienvenida al 2007 presentaba a la infanta Leonor como única protagonista. Tras los antecedentes de los Borbón con el Photoshop, se volvió a buscar ‘tres pies al gato’ y se reparó en el hecho de que era la futura reina de España quien sólo tenía un pie. Zarzuela quiso salir al paso negando que se debiese a un retoque fotográfico, pero la polémica ya estaba servida.

Comentado también es la desaparición de las infantas Elena y Cristina del christmas oficial de Casa del Rey. Tan sólo el ‘núcleo duro’ de Zarzuela tiene un hueco reservado y el resto se conforma con enviar su felicitación personal a aquellos a los que consideren oportuno a título personal. Esta es una máxima a partir de 2012, cuando el caso Nóos explotó en los medios y el Rey condenó el “comportamiento poco ejemplar” de su yerno, Iñaki Urdangarin. Atrás quedaron imágenes navideñas como la del año 2006 de la infanta Elena junto a sus hijos y Jaime de Marichalar en una piscina o aquellas de los duques de Palma que relegaban todo su protagonismo en sus hijos.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios