El Príncipe disfruta de un fin de semana de esquí en compañía de sus amigos
  1. Casas Reales
ha acudido a la estación de aramón formigal

El Príncipe disfruta de un fin de semana de esquí en compañía de sus amigos

Nieve para descansar. El Príncipe ha aprovechado este fin de semana para esquiar y relajarse en la estación de Aramón Formigal, situado en Aragón

placeholder Foto: El Príncipe, fotografiado en Formigal (I. C)
El Príncipe, fotografiado en Formigal (I. C)

Nieve para descansar. El Príncipe ha aprovechado este fin de semana para esquiar y relajarse en la estación de Aramón Formigal, en el Pirineo altoaragonés, con un grupo de amigos. Este viernes había acudido hasta allí para presidir la entrega de medallas de la final del campeonato del mundo sub 20 de hockey sobre hielo que se ha celebrado en la ciudad pirenaica de Jaca y en el que España obtuvo la medalla de plata, al perder el partido ante Corea del Sur.

Esta no es la primera vez que el Príncipe disfruta de la estación de Aramón ya que, hace justo un año, en febrero de 2013, acudía a las pistas de Candanchú gracias al sol y el buen tiempo, además de las excelentes condiciones meteorológicas, llenaron de curiosos las pistas de la estación aragonesa. En aquella ocasión, la visita no estaba motivada por ninguna ‘percha’ o acto oficial. Era destacable que, ese fin de semana, el Príncipe Felipe también acudía a esquiar sin la compañía de la Princesa Letizia.

Pese a todo, sus escapadas a la nieve no siempre han sido sin pareja. De hecho, las vacaciones de enero o febrero en la nieve eran todo un clásico en la Familia Real hasta hace unos años. En 2004, por ejemplo, el Príncipe se dejaba ver con su entonces prometida, Letizia Ortiz, en la estación de Baqueira Beret. Las vacaciones invernales se repitieron al año siguiente, cuando los Príncipes de Asturias no habían cumplido ni un año como matrimonio. Baqueira Beret fue de nuevo el escenario para lucir los equipos de esquí y una curiosa indumentaria. Don Felipe iba con un chaquetón verde y unas gafas cerradas, y la princesa Letizia con un conjunto de color butano que hacía juego con sus gafas blancas.

También ese mes pasaron por la estación de Candanchú. Progresivamente, las vacaciones de invierno fueron desapareciendo a medida que se acrecentaba la crisis económica y la Familia Real empezaba a ser vista bajo un prisma muy diferente que casi ha acabado con los estíos en Mallorca, algo impensable hace tan solo una década.

Son habituales los fines de semana que aprovecha el Príncipe para estar con sus amigos. El pasado julio, por ejemplo, aprovechaba un viernes en Mallorca para acudir al restaurante ‘Mimo’, situado en la Carreterra de Valldemossa y estar con su pandilla de siempre, con la que sigue saliendo en las ocasiones en las que acude a la isla.

Este fin de semana, el cálido escenario ha cambiado por el de la estación de Aramón Formigal, donde el Príncipe ha aprovechado para coger los esquíes y disfrutar de la compañía de sus amigos.

Reina Letizia Príncipe Felipe Familia
El redactor recomienda