Sofía y Letizia, las ‘consortes’ más económicas de las monarquías europeas
  1. Casas Reales
TIENEN SUELDO FIJO PARA 2014

Sofía y Letizia, las ‘consortes’ más económicas de las monarquías europeas

El Rey ha profesionalizado la labor de la Reina y de la Princesa asignándoles un sueldo más unos gastos de representación: 131.739€ para y 102.464€ respectivamente

Foto: La Reina Sofía y la princesa Letizia en una imagen de archivo (I.C.)
La Reina Sofía y la princesa Letizia en una imagen de archivo (I.C.)

El Rey Juan Carlos ha profesionalizado la labor de la Reina y de la Princesa asignándoles un sueldo. La esposa de Don Juan Carlos recibirá 131.739 euros anuales y la de Don Felipe 102.464, cifras en las que se incluye no sólo su retribución individual sino los gastos de representación, que ascienden a 68.505 en el primer caso y a 53.382 en el segundo.

A sólo cuatro días de la declaración de la infanta Cristina ante el juez Castro, la Casa del Rey ha hecho un gesto de transparencia inaudita, ya que este lunes facilitó un desglose de lo que Don Juan Carlos ha asignado a su mujer, a Letizia y a las infantas libremente para este 2014, así como el coste de las tres operaciones a las que fue sometido en 2013 y que ascienden a 165.189 euros.

Sin embargo, y aunque estas cifras puedan parecer elevadas, lo cierto es que la asignación dada a la Reina y a la Princesa ponen de relieve que ambas son las consortes más baratas de las monarquías europeas. De hecho, sólo la Reina consorte Matilde de Bélgica, que accedió al trono el pasado 21 de julio, es la única que no tiene una asignación fija, a pesar de que la monarquía belga percibe cada año cerca de 10,4 millones de euros, lejos de los 7,7 millones que va a percibir la Familia Real española en 2014.

En el caso de la Princesa de Asturias, su sueldo –53.382 euros– más los gastos de representación distan mucho del de sus homólogas consortes. El príncipe Carlos y Camilla Parkes Bowles no tienen asignación oficial propia, pero reciben de la reina Isabel II 2,6 millones de euros de los casi 47 millones que la soberana británica cobra anualmente. No obstante, el heredero tiene diversos negocios que le han granjeado una fortuna personal valorada en 20 millones de euros. Por ejemplo, la marca Duchy Originals de alimentos orgánicos, de las que es propietario, ha facturado en su último ejercicio un total de 57 millones de euros.

Por detrás se encuentra Mette-Marit de Noruega, que tiene una retribución que asciende a 470.000 euros, lo mismo que cobra su marido, el príncipe Haakon. No obstante, con este dinero, los herederos hacen frente a los gastos del Skaugum Estate, la residencia oficial de la pareja, sus guardaespaldas, el resto del personal y el mantenimiento de su vivienda.

En Dinamarca, la princesa Mary percibe el 10% de lo que recibe su marido (2,4 millones de euros), por lo que tiene a su disposición 240.000 euros, cifra que, según revelan algunos medios del país, es insuficiente para su tren de vida. Además de pagar a las cuatro niñeras que tiene, una para cada hijo, a sus secretarias, una cocinera y una enfermera, la australiana es todo derroche en cuanto a ropa se refiere. Las malas lenguas aseguran que se gasta 2.500 euros al día en ropa de Gucci, Hermès, Chanel y Prada, además de diseñadores daneses como Malene Birger o Jesper Hovring.

En penúltima posición está el único varón de esta lista, Daniel Westling. Aunque no tiene una asignación concreta, él y la princesa Victoria perciben 355.800 euros, cifra que incluye sus gastos: desde una secretaria, una doncella, dos guardaespaldas, varios coches, sus escapadas oficiales y no oficiales a la Polinesia, los Alpes Italianos y, sobre todo, sus joyas y su pasión por las grandes diseñadores internacionales como Armani y Elie Saab, disparan las cifras.

En último lugar se encuentra Doña Letizia, que percibe menos de la mitad que la penúltima de las herederas consorte. Este año, la princesa podrá gastar 102.464 euros, cantidad que puede utilizar a su libre disposición en ropa, viajes oficiales, escapadas privadas o salidas de ocio.

placeholder

Si hablamos de reinas consortes, Doña Sofía se mantiene en la misma posición que su nuera, la última. En primer lugar se encuentra el príncipe consorte Enrique de Dinamarca que recibe anualmente un millón de euros de los 10,2 de los que dispone la Casa Real. Casi la mitad, 598.000 euros, es lo que cobra Máxima de los Países Bajos desde que el pasado 30 de abril tuviera lugar la entronización de Guillermo y su esposa después de que la reina Beatriz abdicara a favor de su primogénito.

Siempre discreta y sin robarle protagonismo al rey Harold de Noruega, la reina Sonia se sitúa tercera en el ranking con 566.000 euros de gratificación, la misma cantidad que percibe su marido ya que en este país nórdico el sueldo se da por matrimonio y no de forma individual.

El duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, tiene a su disposición 423.000 euros, mientras que la reina consorte Silvia de Suecia tiene algo menos, 355.800 euros, la misma cantidad que su hija Victoria, y lejos de su marido, el rey Carlos Gustavo, que para los 12 meses dispone de 990.000 euros. Entre medias de ambos se situaría la reina Matilde de Bélgica, que es la única consorte que no tiene una asignación fijada, y que si tenemos en cuenta la regla noruega del 50% para cada uno, percibiría 413.500 euros.

Al final de la lista se encuentra Doña Sofía, que percibirá este año 131.739 euros, casi 10 veces menos que Enrique de Dinamarca y menos de la mitad de su marido, que este año tendrá en el bolsillo 292.752 euros.

Casa Real Reina Sofía Dinamarca Noruega Isabel II Suecia Bélgica
El redactor recomienda