Logo El Confidencial
pasó la noche junto a la familia real

Tras su paso por Zarzuela, la infanta Cristina ya está en Ginebra

Este sábado por la noche, tras las siete horas en las que tuvo que declarar ante el juez Castro, la infanta ha volado a Madrid para estar con la Familia Real

Foto: La infanta, a su salida de los juzgados (I. C)
La infanta, a su salida de los juzgados (I. C)

Tras pasar la noche en el palacio de la Zarzuela, donde informó directamente a su familia de como habia resultado su comparecencia ante eel juez Castro, la infanta Cristina ha regresado a Ginebra. La hija del Rey tomó un vuelo a primera hora de la manana en linea regular  y desde el aeropuerto suizo se trasladó directamente a su casa, donde la esperaban su marido, sus hijos y la madre de Iñaki Urdangarin que, desde que se quedó viuda y arreció el 'caso Noos' pasa largas temporadas con sus nietos. Una vez ha cumplidos con su deber, la duquesa de Palma retoma su actividad laborar habitual en la Caixa sin tener que salir de su casa por la puerta de atrás. La normalidad vuelve a la vida de los Urdangarin

La cena del dia anterior transcurrió con total normalidad. No estuvo el Rey pero sí el entorno mas cercano de la infanta, así como su hermana Elena. A las doce de la noche se dio por finalizada la reunión familiar.

Durante el día de ayer, había dudas sobre el destino de la infanta Cristina una vez finalizada su comparecencia ante el juez Castro. Se barajaban dos opciones. Una, viajar directamente a Ginebra para dormir esa noche con sus hijos. La otra, desplazarse hasta Madrid para informar de viva voz a los reyes, al príncipe Felipe y a la infanta Elena de su paso por el juzgado de Palma donde se instruye el caso Nóos y por donde también tuvo que acudir su marido, Iñaki Urdangarin. Finalmente, parece que el sábado por la noche, tras las siete horas en las que tuvo que declarar ante el juez Castro, negando que tuviese conocimiento de las actividades del Instituto Nóos, la infanta cenó con los suyos en Zarzuela.

Previamente, no había información directa y el mutismo oficial fue la nota predominante durante todo este sábado desde el propio gabinete de comunicación de la jefatura del estado. La decisión final de la infanta fue la de volar a Madrid en vuelo regular y una vez en Barajas trasladarse al palacio de la Zarzuela donde le esperaba su familia para mantener una puesta en común sobre cómo se han desarrollado los acontecimientos de este sábado. En esta reunión no estaba previsto que estuviera la princesa de Asturias que, según ha podido saber Vanitatis ha permanecido en su casa con sus hijas. Al parecer, la relación entre las cuñadas no pasa por su mejor momento y por tanto cualquier excusa puede ser buena para no asistir al encuentro con la infanta.

La hoja de ruta de la hija menor de los reyes se ha ido modificando según se iban presentando los inconvenientes relacionados con el seguimiento de la prensa.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios