Charlène quiere ser madre: "Lo deseamos mucho. Todo está en manos de Dios"
  1. Casas Reales
POR AHORA, LA HEREDERA ES LA PRINCESA CAROLINA

Charlène quiere ser madre: "Lo deseamos mucho. Todo está en manos de Dios"

Después de que disfrutar en febrero del sol del Caribe con un desconocido hombre, ha intentado 'enmendar' su error con una entrevista en la que describe a su marido como su "mejor amigo"

Foto: Charlène y el príncipe Alberto el pasado mes de enero en Mónaco. (I.C.)
Charlène y el príncipe Alberto el pasado mes de enero en Mónaco. (I.C.)

Después de que la princesa Charlène disfrutara el pasado mes de febrero del sol del Caribe en compañía de un desconocido hombre mientras su marido se encontraba en Rusia apoyando al equipo monegasco en los Juegos Olímpicos de Invierno, ahora la sudafricana ha intentado ‘enmendar’ su error con una entrevista a la edición italiana de Vanity Fair en la que describe a su marido como su “mejor amigo”.

Lejos de los continuos besos y abrazos que da a su acompañante en las fotografías que publicó la revista alemana Bunte bajo el titular de “¡Pillados, las fotos del escándalo!”, la princesa habla sin tapujos de su relación con Alberto y de sus planes de futuro, que pasan por ser padres por primera vez. “El príncipe Alberto no es sólo mi marido, sino que también ha sido siempre mi mejor amigo y ha sido capaz de ayudarme a superar los obstáculo que han ido apareciendo por el camino y que parecían insalvables”.

Casados desde julio de 2011, los rumores de crisis en el matrimonio han sido constantes por las más que sonadas ausencias de Charlène en actos oficiales y de relevante importancia familiar, como la entronización de Guillermo de Holanda como rey del pasado mes de abril –donde su ausencia se justificó asegurando que tenía una boda en Sudáfrica–, el segundo enlace de Andrea Casiraghi en la estación de esquí Suiza de Gstaad en febrero o el 56 cumpleaños de su marido, que celebró un día después, este sábado, acudiendo a un partido de rugby en París en compañía del presidente francés François Hollande.

placeholder Alberto de Mónaco sin su esposa un día después de su cumpleaños. (I.C.)

Siempre alejada del estricto protocolo y en todo momento bajo sospecha, la princesa monegasca no ahorra en adjetivos a la hora de describir a su marido. “Alberto es un hombre apasionado, inteligente y romántico. Él es el hombre a quien amo y aprecio”, confiesa Charlène en la publicación italiana.

Sin noticias del heredero

A menos de cuatro meses para su tercer aniversario de boda, la familia Grimaldi se amplía y no precisamente gracias a Alberto y su mujer. Después de ser tío abuelo en 2013 en dos ocasiones, primero con el nacimiento el pasado mes de marzo de Sacha, el primer hijo de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, y después con la llegada de Raphaël, hijo de su sobrina Carlota, el príncipe y Charlène siguen sin dar un heredero a la Corona.

Consciente del pasado de Alberto, del que la sudafricana quiere vivir ajena –“su pasado no es mío”, asegura tajante–, Charlène no olvida que su marido ya tiene dos hijos, Jazmin Grace Rotolo, nacida en 1997 fruto de su relación con la estadounidense Tamara Jean, y Alexander Eric Stephane, de diez años, que están fuera de la línea de sucesión al trono.

Sin heredero por el momento, la primera para suceder a Alberto de Mónaco sería su hermana, la princesa Carolina, seguida de sus hijos Andrea, Carlota, Pierre y Alejandra. Sin embargo, Charlène se resiste a ceder el trono a pesar de su constante cara de agobio y su cansancio perenne. “Deseamos mucho tener un hijo. Todo está en manos de Dios. Hemos pasado por muchos momentos difíciles y profundos cambios en nuestras vidas personales. Estar juntos siempre ha sido un reto que nos ha unido mucho”, asegura a sus 36 años recién cumplidos.

Tatiana Santo Domingo Carlota Casiraghi François Hollande Princesa Charlene de Mónaco Alberto de Mónaco Andrea Casiraghi
El redactor recomienda