La Familia Real escenifica quién es el 'núcleo duro' en la Misa de Pascua
  1. Casas Reales
LA INFANTA CRISTINA, DE NUEVO AUSENTE

La Familia Real escenifica quién es el 'núcleo duro' en la Misa de Pascua

Las previsiones se han cumplido. Después de sus ausencias en 2011, cuando prefirió quedarse en el palacio de la Zarzuela para preparar la inminente visita del emir de Qatar, y en 2013, convaleciente de una operación de hernia discal, el rey Juan Carlos

Las previsiones se han cumplido. Después de sus sonadas ausencias en 2011, cuando prefirió quedarse en el palacio de la Zarzuela para preparar la inminente visita del emir de Qatar, y en 2013, convaleciente de una operación de hernia discal, el rey Juan Carlos ha regresado a la Misa de Pascua que cada Domingo de Resurrección se celebra en Palma de Mallorca y a la que, tradicionalmente, acuden los miembros de la Familia Real.

Tal y como adelantó Vanitatis, el monarca era una de las presencias fijas a las puertas de la Catedral junto a la reina Sofía. Junto a los reyes, también han acudido los príncipes de Asturias y sus hijas así como la infanta Elena, que en esta ocasión no ha estado acompañada por Froilán y Victoria Federica como el martes pasado en su visita a la exposición de El Greco en Toledo.

Bajo fuertes medidas de seguridad, la Familia Real ha sido recibida por medio millar de personas a gritos de '¡Viva España y Viva el Rey!' y '¡Guapos!', así como entre aplausos. En la entrada de la Catedral les esperaba el presidente del Gobierno balear, José Ramón Bauzá, el mismo que el pasado mes de agosto 'alivió' la soledad de la reina en la isla salpicando su agenda real con actos locales en los que él fue su más fiel acompañante, y María Salom, presidenta del Consell de Mallorca. Minutos después, todos entraban en el templo gótico donde ha oficiado la misa el deán de la basílica, Joan Bauçà.

La Familia Real en 2012 (Gtres)Este Domingo de Resurrección se repite la misma fotografía de la Misa de Pascua de 2012 en la que sólo faltó la infanta Cristina. Apenas unos días después, don Juan Carlos sufriría un accidente en Botsuana mientras cazaba elefantes que le obligó a ser operado de urgencia de la cadera. Desde entonces, la imagen del Rey se ha deteriorado de cara a la opinión pública y su relación con doña Sofía ha quedado dañada tras conocerse la “entrañable” compañía del monarca en su viaje a África, Corinna.

Los príncipes, en paradero desconocido

La primera en llegar a la isla fue la reina Sofía, que desde el domingo se encuentra en el palacio de Marivent junto a su hermana Irene y presidió al día siguiente un concierto benéfico a favor de la asociación Proyecto Hombre. Por su parte, don Juan Carlos regresó el pasado miércoles de un viaje oficial que durante cuatro días le llevó a Emiratos Árabes, donde como publicó Vanitatis se alojó en un hotel 'siete' estrellas, y Kuwait y presidió, ese mismo día, la final de la Copa el Rey en Valencia. Desde entonces, se desconoce si durante estos últimos días ha estado descansando y pendiente de su rehabilitación o en un viaje de carácter privado.

Quienes no se han dejado ver esta Semana Santa han sido los príncipes de Asturias y sus hijas, las infantas Leonor y Sofía. El último acto del matrimonio tuvo lugar el pasado 10 de abril y no será hasta este martes cuando retomen el pulso laboral con un almuerzo con motivo de la entrega del premio Cervantes al día siguiente en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

El hermetismo existente alrededor de las vacaciones de los miembros de la Familia Real ha sido roto, en esta ocasión, por la infanta Elena que ha acudido esta semana a tres puntos distintos de la geografía española. El pasado martes junto a sus hijos y la infanta Margarita viajó a Toledo, el sábado estuvo en la madrileña procesión del Cristo de los Alabarderos de nuevo junto a la hermana del Rey, donde realizó la segunda 'levantá' al grito "de por España" como anunció este medio, y este sábado en la Alhambra de Granada.

Reina Sofía Rey Don Juan Carlos Infanta Elena
El redactor recomienda