Alberto de Bélgica tensa aún más la relación con su hijo Felipe en su entrevista inédita
  1. Casas Reales
NO PIDIÓ PERMISO A SU HIJO

Alberto de Bélgica tensa aún más la relación con su hijo Felipe en su entrevista inédita

Sentados en un sofá y como si se tratara de una distendida charla, Alberto y Paola de Bélgica han abierto de par en par su residencia a la cadena RTL para conceder una entrevista que ha mantenido en vilo a los belgas. Once meses después de su abdicación

Foto: ENCUENTROLea la charla con el director general de Amazon España, François Nuyts. BÉLGICA La segunda parte será difundida este martes La entrevista al Rey que no
ENCUENTROLea la charla con el director general de Amazon España, François Nuyts. BÉLGICA La segunda parte será difundida este martes La entrevista al Rey que no

Sentados en un sofá y como si se tratara de una distendida charla, Alberto y Paola de Bélgica han abierto de par en par su residencia a la cadena RTL para conceder una entrevista que ha mantenido en vilo a los belgas.

Once meses después de su abdicación, Alberto II aparece ante las cámaras de televisión en un momento crucial para la monarquía del país debido a sus bajos índices de popularidad. Sin embargo, y lejos de intentar aupar a su hijo Felipe le ha desafiado al prestarse a contestar apreguntas nopactadas y a hacerlo sin el permiso de la Casa Real, que desconocía hasta hace apenas unos días la existencia de una entrevista que se divide en dos partes.

La primera de ellas fue emitida este lunes y estuvo centrada en la infancia del monarca, su relación su mujer Paola y su abdicación, mientras que la segunda, que se emitirá este martes, abordará la muerte de Balduino y sus 20 años de reinado.

A pesar de que el veterano periodista Pascal Vrebos pronunció la pregunta que todo el mundo esperaba, la que se refería su hija ilegítima, y cuya respuesta fue un ruidoso silencio, Alberto II dejó varias ‘perlas’ que iban dirigidas a sus hijos, el díscolo príncipe Laurent, y el rey Felipe. “Creo que los padres ideales no existen. No es una profesión que se aprenda, uno hace lo que puede y solo hace lo que puede y con lo que uno es, con su carácter, sus debilidades…”, se excusó mientras se sentía responsable de la poca relación que mantiene y ha mantenido con sus hijos. “En la época actual, cuando veo a nuestros hijos, ellos son muchos más cercanos con sus niños de lo que nosotros lo éramos con los nuestros. Y más de lo que nuestros padres lo eran con nosotros… Vivimos un momento complicado”, asegura.

"Es una situación insportable"

Sobre los desacuerdos en el seno de la familia real, que los ha habido y todavía continúan, sobre todo después de que se quejara de la bajada de su dotación económica una vez dejó de ser Rey tras pasar de percibir 11,5 millones anuales a 923.000 euros, Alberto de Bélgica asegura que, a veces, “la situación en insoportable. El desacuerdo o la menor insignificancia se expone rápidamente al público”, comenta poco antes de que su mujer, la reina Paola, entre en escena y recalcara las verdaderas dificultades que ha vivido su familia durante esto años, algo de lo que habla sin mencionar específicamente la infidelidad de su marido. “Hemos sido y somos muy naturales el uno con el otro. No hacemos teatro y ha habido choques muy fuertes entre nosotros. No había armonía y esto ha hecho sufrir a nuestros hijos”, dijo Paola, que aseguró haber estado muy cerca de pedir el divorcio. “Personalmente, no quiero sentirme culpable de nada. Si puedo dar un consejo es ese, el no echarse la culpa. (…) Hemos hecho lo que hemos podido, mejor de lo que podíamos”.

Durante dos horas, Alberto II no solo recuerda cómo fue el comienzo de su relación con Paola, sino también asegura que ella ha sido una pieza fundamental e irremplazable en su vida. “Jamás habría aceptado la corona de haber estado soltero o divorciado. El reinado es una tarea de dos”.

También ha sido preguntado por su nueva vida como monarca retirado, a lo que respondió que "llevo el título, pero no las responsabilidades ", a lo que el periodista señala que "cuando uno ha sido rey, lo sigue siendo", frase a la que Alberto responde "salvo la reina de Holanda, que ahora ha vuelto a ser princesa", que abdicó en abril de 2013 y cedió su título a su hijo con todas las consecuencias.

Casa Real
El redactor recomienda