'Esconden' a Mette-Marit y sus hijos ante el riesgo de un inminente ataque terrorista
  1. Casas Reales
NO ACUDIÓ A UNA MISA POR LOS ATENTADOS DE 2011

'Esconden' a Mette-Marit y sus hijos ante el riesgo de un inminente ataque terrorista

Fue muy criticada el pasado martes por no a acudir a la misa que honraba a las víctimas del atentado de Noruega. Ya se sabe cuál es el motivo

Foto: Mette Marit junto a su marido y sus hijos el verano pasado (Gtres)
Mette Marit junto a su marido y sus hijos el verano pasado (Gtres)

Las idas y venidas de Mette-Marit son cada vez más medidas por la prensa noruega. Después de que la encuesta publicada este mes por el periódico Dagbladet pusiera en entredicho el papel de la princesa como miembro de la Familia Real con apenas el 5% de apoyo popular, el pasado martes su ausencia en un acto de gran envergadura estatal hizo estallar las críticas contra ella.

Ese día, se cumplía el tercer aniversario de los atentados en Oslo y en la isla de Utoya perpetrados por el ultraderechista Anders Breivik y que dejó un saldo de 77 víctimas. Sólo el príncipe Hakoon acudió a la ceremonia conmemorativa en la catedral de Oslo, lo que extrañó a los asistentes y a varios medios de comunicación del país, que se adelantaron a señalar que, de nuevo, Mette-Maritvolvía a fallar en su papel como representante de la Familia Real. De hecho, apuntan a que habría cometido un desaire con su familia más cercana, ya que en dichos atentados la princesa perdió a su hermanastro, Trond Berntsen, hijo del segundo marido de su madre.

Sin embargo, y lejos de especulaciones, el principal motivo por el que la esposa del príncipe heredero no fueron “sus deseos de continuar de vacaciones en la isla de Dvergsoya”, como asegura la revista alemana Bunte, sino la toma de medidas extraordinarias ante un posible ataque terrorista por parte de un grupo de extremistas en Siria.

A pesar de que esta información salió a la luz este jueves, el servicio de inteligencia y seguridad de Noruega lleva varios días extremando los controles entorno a la Familia Real, especialmente Mette-Marit y sus hijos, quienes no acudieron a la misa funeral. De hecho, el Palacio Real de Oslo se ha ‘blindado’ y sólo se conoce el paradero de Hakoon, que se encuentra en Nueva York. El resto está, según fuentes oficiales, “de estancia privada”, algo extraño si se tiene en cuenta que la Casa Real noruega nunca ha mantenido un perfil bajo durante sus vacaciones de verano.

Prensa Familia Real Española Princesa Mette-Marit Noruega