Logo El Confidencial
LA SEMANA PASADA ESTUVO EN BARCELONA

La infanta Cristina, 'vetada' en Palma y arropada por la familia Urdangarin en Bidart

Los duques de Palma no son bien recibidos en Marivent y, por eso, este año la hermana del Rey no ha querido pisar la isla ni para recoger a sus hijos

Foto: La infanta Cristina en una imagen de archivo (Gtres)
La infanta Cristina en una imagen de archivo (Gtres)

La infanta Cristina ya está en Bidart, con sus hijos, su marido y arropada por la familia Urdangarin, que son ahora su verdadero apoyo desde que ya no forma parte del entramado de las vacaciones de los Borbón. Desde hace años, la localidad francesa es el refugio veraniego de su suegra, Claire Liebart, y resto del clan. También es donde los duques de Palma han pasado sus últimos veranos, una vez que su presencia en Mallorca no era lo más recomendable tras la doble imputación del matrimonio. No son bien recibidos y por eso Cristina esta vez no ha ido a recoger a Marivent a sus hijos cuando han finalizado el cursillo de vela en Calanova.

En julio del año pasado, la infanta disfrutó de unos días de ocio con su hermana, sus sobrinos Marichalar y Doña Sofía; pero cuando Iñaki supo que no podía pisar la isla, este, con la prepotencia habitual, exigió a su mujer la vuelta inmediata de la prole. Los cuatro niños tuvieron que dar por zanjado el verano en Palma y el “no si mi Iñaki” formó parte del historial de la entonces aún hija de los Reyes.

Ahora el planteamiento ha sido diferente. La infanta Cristina no quería trastocar más el verano de su prole y acordó con Urdangarin el viaje a Palma. El deporte y sobre todo la vela es una de las actividades preferidas de los sobrinos reales, además de una manera de seguir en contacto con Froilán y Victoria, los primos que más frecuentan. Así se planteó y así se hizo, pero, a diferencia del verano pasado, la infanta no ha pisado el palacio mallorquín.

Iñaki Urdangarín y su madre Claire Liebaert en Bidart (Gtres)
Iñaki Urdangarín y su madre Claire Liebaert en Bidart (Gtres)

Este año, Cristina voló desde Ginebra a Barcelona y allí se ha quedado. Durante esta semana ha estado instalada en la Ciudad Condal. No ha acudido a Palma con el resto de su familia. La diferencia con ediciones anteriores era que Cristina de Borbón no estaba imputada por el juez Castro y, por lo tanto, no pesaban acusaciones sobre ella. A partir de ese momento, el cortafuego era imprescindible, como así ha sido, y de ahí lo que podría definirse como veto.

No obstante, la estancia en Barcelona de la infanta ha sido provechosa. La hermana del Rey, además de dedicarse a rematar temas relacionados con su trabajo en La Caixa, ha tenido varias reuniones informativas con sus abogados de cara a preparar su futuro judicial. Hasta septiembre no se sabrá si hay modificaciones en su imputación. 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios