Felipe VI capitanea las vacaciones de la Familia Real en Palma
  1. Casas Reales
alternando tradiciones e innovaciones

Felipe VI capitanea las vacaciones de la Familia Real en Palma

Las vacaciones de verano de la Familia Real se presentaban este año como un gran problema al que Felipe VI se debía de enfrentar. Miles de

Foto: Felipe VI navegando en el Aifos (Efe)
Felipe VI navegando en el Aifos (Efe)

Las vacaciones de verano de la Familia Real se presentaban este año como un gran problema al que Felipe VI se debíaenfrentar. Miles de cabos sueltos, desinformaciones, rumores que cada vez tomaban más fuerza… un sinfín de complicaciones que pedían una solución inmediata. Pero el nuevo Rey ha vuelto a demostrar un carácter férreoy ha sabido capitanear muy bien la situación.

Uno de los primeros problemas que se le presentó al nuevo monarca fue la posiblepresencia de su hermana Cristina en la isla. Como cada año, los cuatro hermanos Urdangarin iban a participar en el curso de vela de Cala Nova junto a sus primos Marichalar y, como cada año, se esperaba que fuese la propia infanta quien los acompañase. Sin embargo, según se comentó, la Casa Real habría hecho un pacto con Cristina, a petición de Don Felipe, para que no apareciera en Palma, y así ha sido. Un hecho que sin duda es de agradecer pues los ánimos entre los españoles y, sobre todo, entrelos mallorquines, están bastante caldeados con el estallidodel ‘caso Noós’.

Otra complicación eran los rumores que apuntaban que la Reina no se siente cómoda en la isla. Verdad o no, Doña Letizia se ha mostrado muy accesible en sus primeros días en Palma, aunque desconocemos si ha sido un logro de Don Felipe o si la propia Letizia, consciente de su nuevo papel, ha sabido anteponer sus gustos y preferencias por el bien de la monarquía.

Tradiciones e innovaciones

En estos primeros días en la isla, Don Felipe ha mostrado que, a pesar de que va seguir con algunas tradiciones, quiere hacer las cosas a su manera. Una de las prácticas que ha continuado ha sido la de participar en alguna regata de la Copa del Rey de Vela. Fue este miércoles cuando, después de las tres audiencias que mantuvo en el Palacio de la Almudaina, el monarca se echó a alta mar para disfrutar de uno de sus deportes favoritos. Como uno más de la tripulación, Don Felipe realizó las tareas propias de los navegantes sin cambiar un ápice su personalidad por ser ahora el Rey de España. Así lo demuestra un tweet publicado por una persona que estuvo conversando con él en el Club Náutico: “Felipe VI en el náutico ha sido Felipe de Borbón el regatista. Amable, relajado, con sus amigos de siempre”.

Pero, a pesar de querer continuar con algunas costumbres, Don Felipe ha demostrado que quiere modificar las cosas. Así lo dejó entrever en el posado que realizó con su familia en las puertas del Palacio de Marivent. El Rey,en una muestra de cercanía, se desplazó hasta donde se encontraban los periodistas que cubrirán sus vacaciones en Mallorca y los saludó uno a uno.Otro de los cambios que se vaa producir será este jueves. A las 21:00 horas, Felipe VI ofrecerá, junto a su esposa, una recepción oficial en el Palacio de La Almudaina. A diferencia de otros años, no sólo acudirán representantes políticos sino que los Reyes han querido invitar a miembros de la sociedad mallorquina. Se tratará de un encuentro muy parecido al celebrado en el Palacio Real el pasado 19 de junio,donde los Reyes se reunieron con lo más representativo del país.

Monarquía Casa Real Familia Real Española Mallorca