La prensa italiana, el azote del Rey
  1. Casas Reales
ESTA SEMANA INSISTÍAN CON EL DIVORCIO REAL

La prensa italiana, el azote del Rey

Durante varias décadas, fotógrafos y periodistas han encontrado fuera de nuestras fronteras un mercado donde colocar información referente a la Casa Real

placeholder Foto: El Rey don Juan Carlos en una imagen de archivo (Gtres)
El Rey don Juan Carlos en una imagen de archivo (Gtres)

Durante varias décadas, fotógrafos y periodistas han encontrado fuera de nuestras fronteras un mercado donde colocar aquella información referente a la Casa Real que en nuestro país era impublicable. Desde 1988 fecha en la que la revista Oggi hizo mención a una supuesta relación secreta entre Don Juan Carlos y Olghine de Robillant, hasta hace unos días cuando el diario La Repubblica informaba de la intención de los monarcas eméritos de divorciarse, Italia se ha convertido en un edén para los periodistas y en un infierno para un Rey con escaso poder en el país vecinopara parar determinadas informaciones referentes a su vida privada.

“Durante muchos años España ha sido excesivamente protectora con la monarquía. Existía autocensura por parte de los medios ante el poder del Rey. El miedo de los medios a que les fuese retirada la publicidad provocó que durante años los directivos de las más importantes cabeceras ni siquiera quisieran ver el material que se hacía de los miembros de la Casa Real. Daba igual que la información fuese veraz y publicable. En ese sentido, en Italia todo era mucho más fácil. Los tentáculosallí no llegaban", comenta a este portal Antonio Montero, periodista y fotógrafo especializado en información de la Casa Real.

Un romance, una hija secreta y un desnudo

Los primeros pasos en la publicación de aspectos concernientes a la vida privada de Don Juan Carlos comenzaron a darse a finales de la década de los años 80. El 19 de enero de 1888 la revista Oggi publicaba en portada la existencia de una supuesta relación, hasta entonces desconocida, entre la condesa italiana Olghine Di Robillant y un jovencísimo Príncipe. Un noviazgo que según la publicación habría durado tres años, entre 1956 -fecha en la que se conocieron durante unas vacaciones de Navidad- y 1959 y del affaire quedaba constancia gracias a la correspondencia que durante ese tiempo ambos habían mantenido. El intercambio epistolar publicado en las páginas de Oggi tendría su continuidad un año después cuando la misma revista informaba de la existencia de una hija secreta llamada Paula Di Robillant.

En verano de 1992 la misma revista publicaba los devaneos de Don Juan Carlos con la decoradora mallorquina Marta Gayá. Por esas fechas el monarca protagonizaba un polémico viaje a Suiza de incógnito que le impidió firmar el Real Decreto de sustitución de Fernández Ordoñez por Javier Solana. El diario El Mundo, haciéndose eco de la información aportada por la prensa italiana, apuntaba que el motivo de su ausencia tenía nombre de mujer, lo que provocó la ira del monarca, quien quiso terminar a toda costa con la cabeza de su máximo responsable. En ese sentido, un reportero de la épocaafirma:“Muchos fotógrafos hemos tenido material de El Rey en compañía de mujeres, pero era una época en la que había que ser valiente para importunar al monarca".

Fue la intervención de Mario Conde en una reunión de urgencia organizada en Zarzuela lo que templó los ánimos de Don Juan Carlos.Sin embargo, eso no impidió que la prensa italiana continuase dándole disgustos.

En 1995 la revista Novella 2000 publicaba las fotografías de Don Juan Carlos desnudo a bordo delyate Fortuna. Las instantáneas realizadas cinco años antes por varias agencias españolas no encontraron mercado en España, lo que no impidió que tiempo después se publicasen en Italia, tal y como relata a este portal Montero, uno de los fotógrafos que realizó el reportaje. "Nos reunimos todas la agencias y enseñamos el material. En ese momento era un bombazo, pero nadie iba a publicarlo. Fue entonces cuando acordamos guardar una carpeta con las veinticuatro diapositivas en el despacho del abogado de la Asociación de la Prensa. Sin embargo, uno de los fotógrafos no entregó su carrete y fueron las fotos y que las publicó la revista Italia".

La última bomba la lanzaba hace unos días el diario La Repubblica, que informaba sobre el deseo de los reyes de separarse y cuya ampliación la servía una vez más la revista Oggi, desde cuyas páginas se afirmaba que tras este divorcio se encontraría el deseo del monarca de compartir su vida con la princesa Corinna. Algunos periodistas como Gustavo González encuentran una explicación a estas informaciones publicadas en Italia. "En ocasiones, desde Casa Real se han filtrado ciertos datos a medios extranjeros con la intención de pulsar a la opinión pública española. Cualquier cosa publicada fuera de nuestro país tiene su eco en España y el deseo de Don Juan Carlos de hacer una nueva vida podría ser testado de esta forma", concluye. Por el momento, la única certeza es que Don Juan Carlos y Doña Sofía han pasado el verano separados. Sobre el resto,el tiempo dirá.

Casa Real Rey Don Juan Carlos Marta Gayá
El redactor recomienda