Da comienzo el juicio de paternidad contra el rey Alberto II de los belgas
  1. Casas Reales
delphine ha llevado el caso a los tribunales

Da comienzo el juicio de paternidad contra el rey Alberto II de los belgas

El juicio que llevará a los tribunales al rey Alberto ha dado comienzo. Delphine Boël ha asistido este martes a los tribunales para que se demuestre que es su padre

Foto: Delphine asistiendo a los tribunales (Efe)
Delphine asistiendo a los tribunales (Efe)

El juicio que llevará a los tribunales al rey Alberto de los belgas ha dado comienzo. Delphine Boël, una artista belga de 46 años que afirma ser su hija ilegítima, ha dado un paso más en la defensa de su paternidad y ha asistido este martes al Tribunal de Bruselas para que se realicen los procedimientos competentes para demostrar que Alberto es verdaderamente su padre.

Al llegar a los juzgados, Delphine no ha hecho declaraciones pero según cuenta el diario Le Soir le ha comunicado en privado a uno de los abogados del rey que está muy ‘confiada’ en que todo saldrá bien. La Casa Real ha optado por la discreción y ningún miembro de la familia ha asistido. En pocos días la justicia deberá determinar si Alberto debe someterse a las pruebas de ADN que Delphine reclama. En el caso de que dicha prueba de positivo, el soberano tendrá que reconocer la paternidad de Boël e indemnizarla económicamente aunque jamás podrá pertenecer a la realeza ni llevar el nombre ‘de Bélgica’.

La amante del rey Alberto

Este asunto vio la luz en 1999 cuando se publicó una biografía no autorizada de la reina Paola, esposa de Alberto, en la que se insinuaba queDelphine podría ser hija del monarca y la baronesa Sybille de Selys Longchamps. Sin embargo, ella no reclamó las pruebas de paternidad hasta 2008 cuando su padre, Jacques Boël, la desheredó. Este hecho desconcierta a los belgas pues creen queDelphine estaría haciendo todo esto por interés económico. Pero cuando el tema tomó mayor relevancia fue en 2013, momento en el que Boël decidió tomar medidas judiciales. Ese fue, quizás,uno de los motivos por los que Alberto aceleró su renuncia al trono.

Sea como fuere, lo que sí que es cierto es queAlberto y la baronesa Sybille tuvieron un romance durante la década de los 60. El mismo monarca reconoció en el discurso de Navidad de 1999 que esa fue una época muy dura de su matrimonio con Paola, algo que los belgas entendieron como una confirmación de que Delphine podría ser verdaderamente su hija.

Justicia Paternidad Casa Real Bélgica