Logo El Confidencial
EN LA ENTREGA DEL PREMIO AL PUEBLO EJEMPLAR

La Reina Letizia, una lavandera más en Boal

Los Reyes de España terminaron este sábado su visita a Asturias entregando el Premio al Pueblo Ejemplar al movimiento asociativo y vecinal de Boal. Don Felipe

Los Reyes de España terminaron este sábado su visita a Asturias entregando el Premio al Pueblo Ejemplar al movimiento asociativo y vecinal de Boal. Don Felipe y Doña Letizia llegaban pasadas las 12:00 en helicóptero y daban comienzo al acto con el tradicional saludo a las autoridades del pueblo. Pocos minutos después, se daban su primer baño de masas con el público que esperaba con impaciencia su llegada. Los boalenses se han echado a las calles para recibir a Don Felipe y Doña Letizia. Y ellos han sabido agradecerles su cariño con numerosos gestos de cercanía.

La primera parada de la visita fue al Centro de Lavaderos de Boal donde varias mujeres, ataviadas con trajes de lavanderas, interpretaron un pequeño sketch en el que representaron la técnica de lavado y secado antiguo. La Reina no lo dudó ni un segundo y se puso ella también a lavar, un gesto que sorprendió y gustó mucho a los presentes. “Con lo fría que estaba el agua no pensé que fuera a poner las manos, pero es muy cercana, es como nosotras” declaraba una de las lavanderas.

Los reyes descubren la placa de Boal (EFE)
Los reyes descubren la placa de Boal (EFE)

Concluida la visita al lavadero, los monarcas se dirigieron a la Plaza de los Emigrantes para presenciar una recreación costumbrista realizada por miembros del Centro de Interpretación de la Artesanía del Hierro. A pesar de que varios de ellos insistieron para que Don Felipe diera con el ‘mazo’ al hierro, el Rey se mostró un tanto reticente. Sin embargo, siguió la interpretación con mucha atención y cuando finalizó preguntó si podía llevarse los tres clavos que se habían realizado durante la representación.

Los reyes, rodeados de niños (EFE)
Los reyes, rodeados de niños (EFE)

El acto institucional también se desarrolló en la Plaza de los Emigrantes.  Allí Don Felipe pronunció un discurso en el que destacó la importancia de mantener el espíritu de esos pequeños pueblos. "Podéis sentiros muy orgullosos de lo que estáis haciendo y, además, orgullosos de hacerlo conservando una forma de vida de la que han nacido casi todos nuestros valores”, comentó el Rey. Finalizado su discurso, los monarcas descubrieron una placa conmemorativa de su visita a Boal.

Don Felipe y Doña Letizia se vuelven a Madrid con las maletas llenas, ya que los boalenses les han obsequiado con numerosos regalos como varios libros de escritores locales, media docena de huevos  ecológicos y tres tarros de miel, algunas piezas de artesanía como unos collares de quitastolita –una piedra mágica típicamente asturiana­­- o un pisapapeles, y un retrato en el que aparece los Reyes junto a sus hijas, la Princesa Leonor y la infanta Sofía.

La visita finalizó con un banquete al que asistieron más de setecientas personas. El menú que se sirvió era típicamente regional: caldo de rabizas con compango de la tierra, carne asada con patatas al estilo Boal, requesón con miel, de Boal por supuesto, y venera, el postre típico del valle del Navia, a base de huevos, almendra y azúcar.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios