Logo El Confidencial
ASÍ LO HA DECIDIDO LA AUDIENCIA DE PALMA

La infanta Cristina sigue imputada por un delito fiscal relacionado con el 'caso Nóos'

La sala de la Audiencia de Palma ha decidido este viernes imputar a la infanta Cristina sólo por un delito fiscal y librarla de la acusacienes de blanqueo

Foto: La infanta Cristina en una imagen de archivo (Gtres)
La infanta Cristina en una imagen de archivo (Gtres)

La sala de la Audiencia de Palma ha decidido este viernes imputar a la infanta Cristina sólo por un delito fiscal y exonerarla de la acusación más grave, la del blanqueo de capitales en el ‘Caso Nóos’. Ahora, el destino de la hermana de Felipe VI vuelve a quedar en manos del juez Castro, que según la doctrina Botín, debería retirar la imputación al no haber una acusación de oficio contra ella. Sin embargo, y conociendo la trayectoria de Castro en esta instrucción, es posible que siga adelante y deje el caso en manos del tribunal enjuiciador.

Según los tres magistrados de la audiencia de Palma –Diego Jesús Gómez-Reino, Juan Jiménez Vidal y Mónica de la Serna– no hay pruebas de que la infanta Cristina supiera de los negocios fraudulentos de su esposo, Iñaki Urdangarin. De este modo, la Sala asume el criterio de la Policía, de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado –que rechazaban que fuera juzgada– y desoyen el criterio del juez José Castro, el único que pedía la apertura de juicio oral. Sin embargo, sí entienden que hay un delito fiscal.

El juez que ha instruido la causa considera que la Infanta debía conocer por un lado que su marido engañó a Hacienda y, por otro, que parte del dinero que introducía en Aizoon como beneficios del Instituto Noós provenían de actividades delictivas. En este último punto es por el que se le acusaba de blanqueo de capitales. Urdangarin está imputado, junto a su exsocio en el Instituto Nóos, de conseguir contratos públicos para la asociación sin cumplir los requisitos establecidos, a base de cohechos y tráfico de influencias por parte de diversos dirigentes políticos, entre ellos el expresidente balear, Jaume Matas. La Infanta debía conocer, según Castro, que su marido cometía esas tropelías. Parte de ese dinero lo ingresaba en la cuenta de Aizoon, de la que Cristina de Borbón poseía tarjeta de crédito, y utilizaba para diversos gastos. Esas compras son para el instructor un claro blanqueo porque el dinero fue obtenido ilegalmente y ella lo ha ido metiendo en el circuito legal. Y eso es lo que ha desestimado la Sala.

El calvario de la infanta Cristina

El calvario de la infanta Cristina empezó en 2010 cuando se destapó la trama del ‘caso Noós’ en la que se acusaba a su marido, Iñaki Urdangarin, de un presunto delito de corrupción. Los cargos por los que el duque de Palma está imputado son malversación de fondos, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capitales. Pero la situación de la hija de Don Juan Carlos y Doña Sofía empeoró con su propia imputación dos años más tarde por presunto delito fiscal y blanqueo de capitales.  Sin embargo, en ese momento, la Fiscalía rechazó la imputación por considerar que “no bastan meras sospechas o conjeturas para imputar a una persona”. Pero el juez Castro continuó con su idea y este viernos la Audiencia de Palma ha decidido mantener su imputación por un delito fiscal.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios