Logo El Confidencial
familia real de suecia

Una imagen de Magdalena de Suecia con su hija aviva los rumores de crisis con Chris

Este jueves, coincidiendo con la celebración del Día de Acción de Gracias, la princesa Magdalena de Suecia colgaba en su cuenta de Facebook una tierna fotografía

Foto: La pareja, el día del bautizo de su hija (Gtres)
La pareja, el día del bautizo de su hija (Gtres)

Este jueves, coincidiendo con la celebración del Día de Acción de Gracias, la princesa Magdalena de Suecia colgaba en su cuenta de Facebook una tierna fotografía en la que aparece junto a su pequeña Leonore. Bajo el epígrafe “Feliz día de Acción de Gracias con nuestros mejores deseos”, desean a sus seguidores en la conocida red social que pasen una buena jornada.

La imagen de la princesa con su hija (Facebook)
La imagen de la princesa con su hija (Facebook)

A pesar de que se trata de una preciosa imagen de una madre y una hija, lo que ha llamado poderosamente la atención es que Chris O’Neill no aparezca en ella, y más después de que varios medios suecos especularan en septiembre sobre una posible crisis entre la pareja. Y es que, según la revista Stoppa Pressarna!, desde el bautizo de su hija Leonore en junio de este mismo año, la hija de los reyes de Suecia y el empresario multimillonario estarían atravesando una mala situación sentimental.

La revista afirmaba que el matrimonio intentó solucionar este verano sus problemas con unas lujosas vacaciones: “Magdalena y Chris intentaron relajarse en Italia alquilando una gran villa privada, que cuesta 3.000 euros por noche, pero el lujo no solucionó nada. En las imágenes que varios medios captaron de la familia se ve todo menos felicidad”.

Pero los rumores no quedaban ahí. El mismo magacín aseguraba que se había visto discutiendo a la pareja en el centro de Estocolmo y que esa misma noche Chris estuvo hasta altas horas de la madrugada en un bar. “Parecía que había bebido de más”, contaba la publicación.

La sombra alargada de Jonas

Los medios van más allá y se atreven a especular sobre los motivos de esta crisis. Según los tabloides suecos, Magdalena se casó con Chris demasiado rápido después de su ruptura con Jonas Bergström. Quizás en un intento de recuperar su prestigio, que se vio derrumbado cuando salieron a la luz las infidelidades de Bergström una vez ya se había anunciado su matrimonio, la princesa buscó auxilio en Nueva York y lo encontró rápidamente en brazos de O’Neill.

Durante su noviazgo y sus primeros meses de matrimonio todo habría ido genial, pero tras el nacimiento de la pequeña Leonore la pareja habría comenzado a discutir, casi siempre "por tonterías". Un ejemplo de esas peleas sería que a la princesa no le habría sentado muy bien que su marido asistiese a la entrega del Premio Polar, al que ni ella ni la Reina Silvia acudieron ya que este año recayó en el cantante Chuck Berry, quien en los años sesenta fue procesado por tráfico de menores. 

Magdalena, con su antiguo novio (Gtres)
Magdalena, con su antiguo novio (Gtres)
Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios