Logo El Confidencial
muere fabiola de bélgica

Un exorcismo, una tiara falsa y otros tres 'secretos' de la reina Fabiola de Bélgica

En 'Vanitatis' desvelamos cinco secretos sobre la vida de la reina que describen su personalidad divertida, pero a veces un tanto terrorífica por su su fe religiosa

Foto: Fabiola de los belgas mostrando una manzana en clave de humor por las amenazas recibidas (Cordon Press)
Fabiola de los belgas mostrando una manzana en clave de humor por las amenazas recibidas (Cordon Press)

La muerte de la reina Fabiola de Bélgica ha dejado huérfanos a miles de belgas que veían en ella a una madre de su patria. La esposa de Balduino fue una mujer muy querida, pero, a su vez, desconocida por su pueblo, pues siempre llevó una vida muy discreta. Hoy en Vanitatis desvelamos cinco secretos sobre la vida de la reina que describen su personalidad divertida, pero en ocasiones un tanto terrorífica a causa de su fe religiosa.

Desbancó a la infanta Pilar

La historia de cómo se conocieron Balduino y Fabiola siempre ha sido un secreto por deseo expreso de los protagonistas. Sin embargo, hay varios rumores que señalan que fue durante un baile organizado para los miembros de la realeza cuando el rey quedó prendado de aquella joven muchacha española. Fabiola asistió en calidad de acompañante de la infanta Pilar a quien, según las malas lenguas, querían casar con Balduino. Pero el monarca tan solo tuvo ojos para Fabiola, con quien compartía una ferviente fe católica.

Alberto y Paola (Gtres)
Alberto y Paola (Gtres)

Medió para que Alberto y Paola no se separaran

Durante el reinado de Balduino, el matrimonio de su hermano con la bella italiana Paola pasó por sus horas más bajas. Los continuos escarceos de Alberto, de los que ahora se ha sabido que nació una hija, Delphine Böel, y las grandes depresiones con las consiguientes ’huidas’ de Paola, fueron un escándalo que llegó a la prensa y afectó mucho a los tres hijos de la pareja. Balduino y Fabiola estuvieron al pie del cañón y ayudaron a Alberto y a Paola a solucionar sus problemas matrimoniales, siempre tomando la vida católica como ejemplo. Además, se encargaron del cuidado de los pequeños y, durante algunas temporadas, los llegaron a criar en su casa como si fueran sus propios hijos. Tanto es así que muchos consideran que la verdadera madre del ahora rey Felipe es Fabiola, pues fue ella quien siempre se preocupó por su educación y su preparación para que algún día llegara a ser el monarca que ahora es.

Fabiola, junto a sus sobrinos y sus respectivas parejas (Gtres)
Fabiola, junto a sus sobrinos y sus respectivas parejas (Gtres)

Intentó hacerle un exorcismo a un sobrino

Con una situación familiar bastante tensa, los tres hijos de Alberto y Paola encontraron cobijo bajo la protección de Balduino y Fabiola. Felipe, Astrid y Laurent crecieron como niños sanos y felices. Sin embargo, durante la adolescencia el más pequeño de ellos empezó a mostrar un carácter bastante rebelde. Ante tal comportamiento y dada su fe católica, Fabiola decidió que Laurent debía someterse a un exorcismo porque “llevaba el demonio dentro” y varias veces, con la ayuda de los expertos pertinentes, intento practicárselo. Se desconoce si finalmente el pequeño se sometió a ese ritual, aunque es muy posible que, ante las creencias de la esposa de Balduino y la impasibilidad de sus padres, sí lo hiciera.

Con la tiara de los Franco
Con la tiara de los Franco

Franco le regaló una tiara falsa

Al igual que hicieron con la Reina Sofía, Francisco Franco y Carmen Polo regalaron a Fabiola una joya con motivo de su matrimonio. Se trataba de una espectacular tiara realizada en diamantes a la que se le podían cambiar las piedras preciosas por esmeraldas o rubís, según la ocasión. Sin embargo, como se supo años más tarde, la joya era falsa. Y es que antes de ser comprada por Franco, dicha tiara estuvo depositada en un convento para servir de adorno a una escultura de la virgen y las monjas fueron vendiendo las piedras preciosas verdaderas y sustituyéndolas por cristales de colores. Los joyeros de la Familia Real belga descubrieron la falsedad de las piedras y el Gobierno español las cambió por unas verdaderas.

Bromeando con sus amenazas a muerte

En 2009, Fabiola recibió en su residencia dos cartas amenazantes en las que se le decía que sería asesinada con una ballesta. La reina belga se tomó con bastante humor aquellas intimidaciones. Prueba de ello es que unos días después, durante la celebración de la Fiesta Nacional de Bélgica, Fabiola mostró ante las cámaras una manzana verde en referencia a la leyenda de Guillermo Tell, un joven ballestero con muy buena puntería quien fue obligado a disparar su ballesta contra una manzana colocada sobre la cabeza de su propio hijo. 

Un exorcismo, una tiara falsa y otros tres 'secretos' de la reina Fabiola de Bélgica

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios