Logo El Confidencial
acto benéfico organizado por los gómez acebo

La infanta Elena da plantón a sus primos para no participar en una exclusiva

La primogénita del Rey estaba invitada a una fiesta organizada por sus primos, los Gómez Acebo, y su tía, la Infanta Pilar, para dar visibilidad a Atiende

Foto: La infanta Elena, durante uno de sus últimos actos (Gtres)
La infanta Elena, durante uno de sus últimos actos (Gtres)

Una negativa con argumentos de peso. La misma semana que el fiscal Horrach solicitaba 500.000 euros como responsabilidad civil para la infanta Cristina, veinte años de prisión para el duque más las peticiones mucho más elevadas para ambos por parte de Manos Limpias, la infanta Elena estaba invitada a una fiesta organizada por sus primos, los Gómez Acebo, y su tía, la Infanta Pilar, para dar visibilidad a Atiende, una fundación de niños autistas. El encuentro estaba patrocinado por una firma de joyería de lujo y la presencia de la primogénita del Rey Juan Carlos habría tenido gran repercusión al tratarse de la primera vez que la hermana del Rey acudía a una reunión social que no tenía que ver ni con su trabajo en Mapfre ni con la Jefatura del Estado. Por lo tanto, había máxima expectación ya que también sus tías, la infanta Pilar y Margarita, formaban parte del organigrama de honor. Sin embargo, Doña Elena no acudió a la cita.

La infanta Elena y Simoneta Gómez Acebo, en una imagen de archivo (Gtres)
La infanta Elena y Simoneta Gómez Acebo, en una imagen de archivo (Gtres)

Muchos días antes de la convocatoria, ya se había filtrado por partes interesadas la presencia de la duquesa de Lugo en la cena. Seguramente, era una forma de que los más reacios a las salidas nocturnas navideñas no dejasen su puesto vacío. La cita era en la Casa de América, con un listado de caras conocidas importantes que tradicionalmente no forman parte de los photocall de empresas comerciales y menos aún se convierten en atrezo para reportajes exclusivos. 

Hay veces que las causas solidarias sirven como excusa para rentabilizar protagonismos de marcas de lujo. No fue el caso de muchos de los invitados que asistieron por amistad y por su estrecha relación con la asociación de autismo, pero sí de otros que son habituales de los posados en este tipo de reuniones. La infanta Elena decidió no formar parte del acto y se quedó en su casa para que no hubiera especulaciones de ningún tipo. Los tropiezos mediáticos, aunque sean involuntarios, ahora mismo parecen peligrosos.

Desde que el Rey Felipe VI la apartase como miembro directo de la Familia Real, su papel institucional es prácticamente nulo y su actividad social se ciñe a la estrictamente privada, la que comparte con amigos de toda la vida del colegio y, sobre todo, con el mundo de la hípica, cuyos integrantes sabe que no la van a traicionar como los de nueva hornada, que a veces filtran sus movimientos. 

La infanta, durante una de sus competiciones hípicas en Sevilla (Gtres)
La infanta, durante una de sus competiciones hípicas en Sevilla (Gtres)

La trayectoria pública de la infanta Elena es impecable y cualquier desliz, aunque sea de carácter frívolo, puede resultar negativo. Por eso, su decisión de no acudir a la reunión convocada por sus primos, los Gómez Acebo, en momentos muy duros para su hermana Cristina, su cuñado y sobre todo para los niños Urdangarin, ha sido vista como totalmente acertada.  
Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios