Logo El Confidencial
principado de mónaco

Se abren las apuestas en Mónaco... ¿Quiénes serán los padrinos de Jacques y Gabriella?

Todavía se desconoce a quiénes elegirán Alberto y Charlène como padrinos de sus mellizos. Las apuestas incluyen a Máxima de Holanda, el gran duque de Luxemburgo o la princesa Carolina

Foto: Alberto y Charlène con sus mellizos (Gtres)
Alberto y Charlène con sus mellizos (Gtres)

La secretaría de prensa del principado de Mónaco anunciaba la pasada semana que el bautizo de los príncipes Jacques y Gabriella se celebrará el próximo 10 de mayo. Sin embargo, todavía no se ha hecho público quiénes serán los padrinos de los mellizos. Siguiendo la tradición católica, Alberto y Charlène deberán elegir a dos personas –un hombre y una mujer– para que apadrinen a sus dos pequeños.

Los medios de la Roca y sus ciudadanos ya han empezado a especular sobre quienes serán los elegidos, y aunque de momento los familiares de los soberanos son los que tienen más papeletas, algunos creen que Alberto y Charlène se decantaran por algún royal europeo. Hoy en Vanitatis repasamos los candidatos que tienen más posibilidades de ser los próximos padrinos del heredero de Mónaco y su hermana.

-Las princesas Carolina y Estefanía: por parentesco son dos de las opciones casi seguras. Además de ese vínculo, las dos eligieron a su hermano, el príncipe Alberto, como padrino de uno de sus hijos y sería muy normal que él las correspondiera. Carolina lo escogió en 1987 como padrino de Pierre, su tercer hijo, fruto de su matrimonio con Stefano Casiraghi. Por su parte, Estefanía lo eligió también como padrino de su primogénito, Louis Ducruet, en 1992.

-Máxima de Holanda: la reina de los Países Bajos ha sido uno de los mayores apoyos de Charlène ante las críticas que lleva recibiendo desde que contrajo matrimonio con el príncipe Alberto. Así lo contó la propia exnadadora en una entrevista que concedió en julio de 2013. “Máxima ha sido un increíble apoyo siempre que lo he necesitado. Pienso que hemos tomado caminos similares y me identifico mucho con ella”, comentaba la soberana de Mónaco. Por ello, no sería nada extraño que, para ‘homenajearla’, Charlène decida nombrarla madrina de uno de sus dos hijos.

Los reyes de Holanda en la boda de Mónaco (Gtres)
Los reyes de Holanda en la boda de Mónaco (Gtres)

- Los duques de Castro: Carlos de Borbón-Dos Sicilias, pretendiente al trono de las Dos Sicilias, y su esposa, Camilla Crociani, son íntimos de Alberto y Charlène. Al residir también en Mónaco y al formar parte del mundo de la realeza, las dos parejas hicieron muy buenas migas desde el principio. Los duques de Castro no faltan a ningún ‘sarao’ organizado por los soberanos del principado, y seguro que no faltan al bautizo de Jacques y Gabriella. Incluso se ha llegado a especular que, dada su estrecha amistad, alguno de los dos pueda ser elegido como padrino de los pequeños.

Los duques de Castro en la boda de Alberto (Gtres)
Los duques de Castro en la boda de Alberto (Gtres)

-El gran duque de Luxemburgo: aparte de compartir su amor por el deporte, formar parte del Comité Olímpico Internacional y ser los dos soberanos de un pequeño país, Alberto y Enrique de Luxemburgo comparten el catolicismo como religión. Esto, unido a su gran amistad, hace que el gran duque de Luxemburgo sea uno de los candidatos idóneos para ‘apadrinar’ a los mellizos de Mónaco.

- Gareth y Sean Wittstock: aunque no son católicos, los hermanos de la princesa Charlène también tienen todas las papeletas para convertirse en padrinos de uno de los dos pequeños. Tanto Alberto como su mujer apadrinaron a los hijos de Gareth y Sean, y seguro que Charlène quiere que alguien de su familia tenga este vínculo tan especial con sus mellizos.

Garteh y Sean junto a Lynette, la madre de Charlène (Gtres)
Garteh y Sean junto a Lynette, la madre de Charlène (Gtres)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios