Logo El Confidencial
VISITA EXPRÉS PARA SOLUCIONAR VARIOS ASUNTOS

Los tres días de la infanta Cristina en España: compras, cumpleaños y cita con su padre

La hermana del Rey ha estado estos días en Madrid. Se ha instalado en Zarzuela, pero no ha tenido ningún contacto con Felipe VI. Sí ha tenido tiempo para ver a su hermana y a su prima

Foto: La infanta Cristina, en una imagen de archivo (Gtres)
La infanta Cristina, en una imagen de archivo (Gtres)

La infanta Cristina ha estado estos días en España. Viajó a Madrid y se instaló directamente en el Palacio de La Zarzuela, la casa de sus padres, los Reyes eméritos. La visita de Doña Cristina tenía una versión 'oficial' y otra oficiosa. La primera tendría que ver con la celebración del 45º cumpleaños de Cristina de Borbón Dos Sicilias, prima e íntima de la duquesa de Palma; la oficiosa, intentar solventar los problemas económicos que tiene el matrimonio al estar Iñaki Urdangarin en paro y la casa de Pedralbes aún sin vender. A finales de mes, tanto ella como su marido deben consignar el dinero de la responsabilidad civil solicitado por el juez Castro.

Esta vez ha viajado sola hasta Madrid. En Barcelona se quedaban Iñaki Urdangarin y sus hijos. Los niños llevan cerca de dos años sin visitar la capital. Estuvieron en Pamplona y Barcelona estas Navidades, pero no pisaron Zarzuela. Órdenes de Felipe VI, que no quiere que nada que tenga que ver con la corrupción le salpique. Ya en su momento dispuso del cortafuegos necesario para que la doble imputación de la hermana y cuñado no alterase su reinado.

La infanta Cristina y la infanta Elena en Ginebra (Gtres)
La infanta Cristina y la infanta Elena en Ginebra (Gtres)

Ahora nada ha cambiado. Doña Cristina ha tenido tiempo para irse de compras con sus primas. Sin embargo, no se ha visto ni con su hermano ni con Letizia ni con sus sobrinas Leonor y Sofía. Sí en cambio se reunió con su hermana, la infanta Elena, quien sigue siendo su mejor apoyo. Doña Elena ejerce de mediadora cuando puede y la dejan. Dada la complicada situación que vive la duquesa de Palma incluso se podría haber planteado que se instalara en casa de la hermana, pero hubiera sido peor el remedio que la enfermedad. Prohibirla el paso a Zarzuela hubiera tenido una repercusión mediática importante.

Fiesta de cumpleaños sin los Reyes

Una vez tratado el tema oficioso, es decir, el aspecto económico, la infanta Cristina se encargó de la coartada oficial, así que acudió al cumpleaños de su prima Cristina de Borbón Dos Sicilias. Al festejo también estaban invitados el Rey Felipe y Doña Letizia, según confirman a Vanitatis fuentes fiables, pero no fueron, a pesar de la estrecha relación que une al jefe del Estado con los primos Borbón Dos Sicilias.

Quien sí estuvo fue Carlos García Revenga, que tampoco se encuentra en su mejor momento. La filtración de su reclamación laboral tendría ese lado oscuro para descreditarlo. Trabajar más de dos décadas al servicio de la Familia Real y que el resultado final sea un “gracias por los servicios prestados” no satisface al hombre que durante todos estos años ha sido el confidente y el apoyo de las duquesas de Palma y Lugo.

Tras 48 horas en la capital, la infanta viajó hasta Barcelona, donde la esperaban su marido y sus hijos, que estaban alojados en la casa de la hermana de Urdangarin. Es allí, en la Ciudad Condal, donde se ha producido el encuentro con su padre. El Rey Juan Carlos se ha desplazado este martes hasta Barcelona para reunirse con Cristina. Su presencia en el AVE no ha pasado inadvertida. Son varios los viajeros que han avisado de su presencia en la estación de Sants. El monarca emérito se desplazaba hasta el Club Naútico, donde, tras almorzar, recibía a su hija a media tarde.

 

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios